Como limpiar las mangas de vinilo de una chamarra de high school (escuela secundaria))

Tu chaqueta de logros de la escuela secundaria representa una época especial. Sin duda, lo llevabas a los eventos deportivos, decatlones académicos y partidos, entre otros eventos. Pero, ¿qué pasaría si un día sacas tu chaqueta, sólo para encontrar las mangas sucias y manchadas? La buena noticia es que no importa cuántos años hayan pasado, puedes limpiar fácilmente las mangas de vinilo. Con unos pocos y sencillos ingredientes para el hogar, la preciada chaqueta se renovará en poco tiempo.

Evalúa la chaqueta

Coloca la chaqueta plana sobre una superficie limpia. Si la chaqueta no ha sido utilizada en años, quítale el polvo. Empieza desde el hombro y pasa un paño seco y suave por las mangas para limpiarlas. Lo mejor es limpiar en pequeñas secciones mientras te mueves hacia abajo. También observa si el resto de la chaqueta podría necesitar un poco de atención. El chaleco de lana con letras de felpilla se puede limpiar con un rodillo de pelusa o un cepillo de cerdas suaves.

Reúne tus materiales

Averigua exactamente qué ensució las mangas de vinilo, como una bebida derramada, comida seca o laca pegajosa para el cabello, por ejemplo. Si las mangas están ligeramente sucias y no hay manchas grandes y obvias, basta con utilizar un paño suave, jabón líquido y un poco de agua tibia. Las manchas más difíciles pueden requerir un poco de lejía y un trapo suave. Lo mejor es usar un tazón pequeño para mezclar el agua y la solución. Abstente de verter algo directamente sobre las mangas de vinilo.

Técnicas de limpiado

Mezcla una cucharada de jabón para lavar platos con 4 tazas de agua tibia. Humedece un cepillo de cerdas suaves en la solución. Comienza en la parte superior de la manga y trabaja hacia abajo con pequeños trazos. Repite en el otro lado. Limpia las mangas con una esponja húmeda. Además, las toallitas de cuero también son aceptables para usar en las mangas de vinilo. Si las manchas, tales como lápiz labial, son más difíciles de remover, mezclar una solución de 10 por ciento de lejía y 90 por ciento de agua. Sumerge un paño suave en la solución y pásalo sobre las mangas. Enjuaga las mangas con un paño humedecido en agua.

Almacenando tu chaqueta

Cuando sea el tiempo de guardar tu chaqueta otra vez, escoge un clóset o cuarto fresco y seco que tenga una ventilación apropiada y que se encuentre fuera de la luz solar directa. Los áticos y sótanos (basement), por ejemplo, tienden a ser vulnerables a polillas, insectos, moho y hongos. Asegúrate de colgar la chaqueta, porque el plegado puede causar arrugas permanentes y marcas antiestéticas. Si el colgarla no es posible, trata de enrollar la chaqueta, a partir de la línea del cuello.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa finn | Traducido por juan soriano