Cómo limpiar los juguetes de los niños con lejía

Escrito por monika knight | Traducido por mike tazenda
Mantén a tu hijo libre de gérmenes por su salud y su seguridad.

Prevenir la disipación de los gérmenes es esencial para mantener la salud de bebés y niños pequeños. Una forma de asegurarte que los niños no estén en contacto con gérmenes diseminados es darles juguetes limpios con los que jugar. Desinfectar los juguetes de plástico con lejía es un método simple para mantenerlos libres de gérmenes.

Mezcla 1/4 de taza de lejía con un galón de agua. Reserva.

Lava los juguetes cuidadosamente en agua caliente con jabón.

Enjuaga bien los juguetes.

Sumerge los juguetes en la solución de lejía por 10 a 20 minutos.

Enjuaga bien con agua fría y seca al aire libre sobre una toalla limpia.

Consejo

Si requieres de más solución, puedes preparar más cantidad utilizando la misma proporción de lejía y agua.

Advertencias

Este proceso de desinfección es sólo para juguetes de plástico duro. La lejía es un corrosivo y puede dañar la piel, las telas y otras superficies. No mezcles lejía con otro producto limpiador para evitar liberar vapores tóxicos en el aire. Siempre usa la lejía en un área bien ventilada.