Cómo limpiar gafas para nadar

No hay un limpiador específico para los lentes de las gafas para nadar, de hecho los lentes no deberían ser tocados en absoluto, así que la mejor manera de mantener las gafas para nadar limpias es el uso cuidadoso. Nunca toques los lentes de las gafas para nadar con tus dedos porque esto podría dejar restos o aceite de tu piel allí. Siempre enjuaga tus gafas para nadar después de utilizarlas; esto ayuda a remover el cloro y otros químicos de la piscina que podrían dañar tus gafas con el paso del tiempo, y además este es el único procedimiento de limpieza regular recomendado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Agua fresca y limpia
  • Jabón suave para vajilla

Instrucciones

  1. Enjuaga las gafas para nadar (el interior y exterior de los lentes, las tazas de los ojos, las correas y todo lo demás) en agua corriente fresca y limpia. El agua de grifo está bien a menos que contenga mucho cloro. Si no tienes acceso a agua corriente fresca sumerge las gafas en un contenedor de agua fresca y limpia varias veces para enjuagarlas.

  2. Humedece tus dedos en agua enjabonada (el jabón de vajilla funciona bien) y frota las correas de las gafas según sea necesario para limpiarlas, teniendo mucho de cuidado de evitar que el agua enjabonada entre en contacto con los lentes de las gafas o sus tazas. En algunas gafas, pero no todas, podrás remover las correas para que este proceso sea más fácil.

  3. Enjuaga las correas de las gafas para nadar nuevamente para remover cualquier rastro de jabón. Mantén las correas debajo de las tazas para los ojos en todo momento para ayudarte a evitar que los lentes o las tazas entren en contacto con el jabón. Si el jabón llega hasta las tazas para los ojos enjuágalas completamente también.

  4. Cuelga las gafas para nadar en un gancho hasta que estén completamente secas en un área bien ventilada y alejada de la luz directa del sol.

Consejos y advertencias

  • Si es absolutamente necesario que toques los lentes de las gafas para limpiarlas, enjuágalas primero, luego pasa una tela suave y libre de pelusas sobre ellas y vuelve a enjuagarlas al final del proceso de limpieza.
  • Almacenar tus gafas en una funda o carcasa ayudará a mantenerlas limpias y libres de rayones.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por ana grasso