Cómo limpiar las frutas y las verduras con jugo de limón

Comer muchas frutas y verduras es una forma inteligente de obtener nutrientes fundamentales como la fibra, el potasio, el hierro y las vitaminas A y C. Sin embargo, antes de llenar tu plato con estos alimentos nutritivos, debes lavarlos primero. Al lavar los productos agrícolas eliminas los gérmenes, los parásitos y las bacterias que pueden enfermarte. Si bien la mayoría de los supermercados vende productos comerciales para lavar los alimentos, puedes hacer uno por tu cuenta usando jugo de limón y otros ingredientes comunes. Al final, esto retiene el valor nutricional de tus frutas y verduras sin comprometer tu salud.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Limón fresco
  • Cuchillo afilado
  • Tabla de cortar
  • Cuchara
  • Tazón pequeño
  • Bicarbonato de sodio
  • Taza para medir líquidos
  • Batidor
  • Colador
  • Botella con atomizador

Instrucciones

  1. Corta un limón fresco a la mitad. Exprime el limón para liberar el jugo. Necesitas una cucharada de jugo de limón fresco. Coloca la cucharada de limón en un tazón pequeño.

  2. Agrega 2 cucharadas de bicarbonato de sodio al jugo de limón.

  3. Vierte una taza de agua común en la mezcla de jugo de limón y bicarbonato de sodio.

  4. Bate el jugo de limón, el bicarbonato de sodio y el agua hasta que el bicarbonato se incorpore totalmente y se disuelva en el líquido.

  5. Vierte la mezcla en una botella limpia con atomizador.

  6. Coloca las frutas y las verduras frescas en un colador y ponlas en la pileta de la cocina.

  7. Rocía los productos agrícolas con tu producto de jugo de limón. Usa la cantidad suficiente para cubrir completamente el exterior de cada fruta o verdura.

  8. Deja las frutas y verduras en reposo durante cinco minutos y luego enjuágalas bien.

Consejos y advertencias

  • El jugo de limón es un anti-microbiano, lo que significa que puede destruir los gérmenes y las bacterias. Es por ello que es eficaz para lavar las frutas y verduras.
  • Lava el limón antes de cortarlo a la mitad para hacer el producto de limpieza para frutas y verduras. Aunque no comas la cáscara, puede estar contaminada. Cuando lo cortas a la mitad, esos gérmenes y bacterias pueden transferirse a la fruta y al jugo del limón.
  • No te olvides de lavar los productos agrícolas orgánicos. Si bien estos no están expuestos a pesticidas, igual pueden estar contaminados con gérmenes, bacterias y parásitos que no puedes ver, de acuerdo con la Academy of Nutrition and Dietetics. Esto también se aplica a los productos que cultivas en tu jardín. Si bien no has aplicado pesticidas, no sabes si están contaminados con microbios potencialmente dañinos que pueden enfermarte.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por alejandra prego