Cómo limpiar forros de botas de esquiar

El hecho de que las botas de esquí sean resistentes al agua no significa que el forro no se moje. De hecho, los forros de botas de esquí no expuestos a la nieve húmeda aún están expuestos a los pies sudorosos. La humedad puede causar que tus forros de botas de esquí tengan un olor fétido, que requiere atención inmediata para combatir el olor. Aunque algunos fabricantes recomiendan lavar y secar a máquina los revestimientos de botas de esquí, la mayoría prefiere el lavado a mano. Esto es especialmente cierto para los revestimientos ajustables de botas de esquí, que están sujetos al encogimiento en la lavadora y secadora.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Batea
  • Agua fría
  • Detergente líquido suave
  • Cuerda de colgar

Instrucciones

  1. Retira los forros de las botas de esquí. Simplemente desabrocha las hebillas para abrir las botas y saca los forros.

  2. Llena una batea con agua fría y pon un poco de detergente. Sumerge los forros en el agua enjabonada.

  3. Deja los forros de botas de esquí en remojo durante 10 a 15 minutos. Quita los forros del agua jabonosa.

  4. Enjuaga los forros para botas de esquí con agua fría bajo el grifo. Cuélgalos para que se sequen en un tendedero interior o exterior.

Consejos y advertencias

  • Entre las limpiezas, quita los revestimientos de botas de esquí y aplica un spray desinfectante para refrescarlos y matar las bacterias.
  • Si no tienes un tendedero, coloca los forros en posición vertical sobre una superficie dura para que sequen.
  • No laves en las botas de esquí en agua caliente o tibia. Esto puede hacer que el revestimiento de botas de esquí se encoja. El agua caliente y tibia también puede aflojar las áreas pegadas del forro.
  • No cuelgues las botas de esquí en zonas en altas temperaturas o a la luz solar directa.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por lucia ayala