Cómo limpiar codos oscurecidos

Si eres un individuo de piel oscura, tienes más melanina en tu piel que las personas con tonos mas claros, de manera que puedes notar que tus codos a veces parecen sucios. Sin embargo, lo que parece suciedad es en realidad una formación de células de la piel muertas que pueden dar una apariencia de polvo. Eliminar estas células muertas suele ser lo único necesario para hacer que tus codos vuelvan a verse limpios. Las pieles más duras pueden requerir el uso de aclaradores naturales como el jugo de limón.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Esponja de lufa
  • Limpiador corporal exfoliante
  • Limón
  • Cuchillo afilado
  • Agua tibia
  • Bicarbonato de sodio
  • Jugo de limón
  • Recipiente pequeño
  • Loción hidratante

Instrucciones

  1. Exfolia tus codos utilizando una esponja de lufa y un limpiador corporal exfoliante. Frota la lufa sobre tus codos para remover las células muertas cada vez que te bañes.

  2. Corta un limón a la mitad con un cuchillo afilado. Frota la mitad del limón sobre tus codos haciendo salir el jugo. Deja que el jugo permanezca en tus codos por 15 minutos. Enjuágate con agua tibia. Repite tres veces a la semana.

  3. Crea una solución de limón más fuerte mezclando 1/4 de taza de bicarbonato de sodio y la cantidad suficiente de jugo de limón como para formar una pasta. Frota la mezcla por tus codos oscurecidos utilizando la punta de tus dedos. Continúa frotando durante por lo menos 20 minutos. El bicarbonato de sodio te exfoliará y hará que el jugo de limón entre en tu piel. Enjuaga y repite tres veces a la semana.

Consejos y advertencias

  • Humecta tu piel luego de cada sesión de aclaramiento. El jugo de limón puede ser un poco secante, por lo tanto debes humedecer tu piel para mantenerla suave. Unta un poco de vaselina en tus codos antes de irte a la cama para humedecerla más.
  • Descarta la mitad de limón después de utilizarla. Envuelve la otra mitad en un filme transparente y guárdala en tu refrigerador para la próxima aplicación.
  • Cubre el recipiente de bicarbonato de sodio y jugo de limón con un envoltorio plástico y guárdalo en tu refrigerador para la siguiente aplicación. La mezcla durará una semana.
  • No continúes utilizando jugo de limón o la mezcla de bicarbonato de sodio si notas que tu piel comienza a mostrar signos de irritación.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por azul benito