Cómo limpiar cera de los oídos de un niño

Los niños raras veces producen mucha cera en los oídos como para que sea necesario limpiarla, de acuerdo con el sitio web sobre salud de los niños Nemours Kids Health. La cera es parte del proceso de limpieza natural del oído. El cuerpo produce lo que necesita y se deshace del resto de forma natural. Sin embargo, la naturaleza, algunas veces, necesita algo de ayuda adicional; pero debes ser muy cuidadoso cuando limpies las orejas de un niño, para evitar causarle un daño.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Aceite mineral
  • Toalla

Instrucciones

  1. Coloca al niño con la oreja que limpiarás mirando hacia arriba. De esta forma, podrás introducir una sustancia para disolver la cera en el interior sin que se derrame.

  2. Llena un gotero con aceite mineral y utilízalo para introducir el aceite en el canal. También puedes usar aceite para bebé de venta libre especialmente diseñado para eliminar cera.

  3. Sujeta la cabeza del niño en posición durante 5 minutos, de ser posible. Es posible que debas acortar este paso si el niño es muy pequeño y no quiere quedarse quieto durante tanto tiempo. El proceso será más efectivo si logras que se quede quieto durante el tiempo recomendado.

  4. Coloca una toalla sobre la oreja. Sostenla mientras se incorpora a una posición normal. Deja que el líquido caiga en la toalla. Con cuidado, limpia la zona externa de la oreja para eliminar el exceso de aceite, pero no introduzcas nada en el canal auditivo.

  5. Repite el proceso con la otra oreja, si es necesario. Se puede hacer de inmediato, si el niño está dispuesto a volver a recostar la cabeza. De lo contrario, puedes hacerlo uno o dos días después. Esta técnica de eliminación de cera se puede repetir una o dos veces a la semana, hasta que las orejas queden limpias.

Más galerías de fotos



Escrito por barb nefer | Traducido por pilar celano