Cómo limpiar botas Totes de nylon

Escrito por jaimie zinski | Traducido por gerardo núñez noriega

Las botas Totes de nylon te permiten enfrentarte a los gélidos inviernos evitando que sufras de pies fríos y húmedos. Sin embargo, saltar en los charcos y evitar suelo resbaladizo puede dejar manchas de sal y barro en tus botas. Remueve las manchas de sal y barro en cuestión de minutos con un efectivo y seguro remedio casero hecho de productos disponibles en tu cocina o tienda de abarrotes local.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cubo de basura
  • Cepillo con cerdas de plástico
  • Cepillo de dientes
  • 1 cucharada de jabón suave para ropa o trastes
  • Toallas blancas
  • 2 cucharadas de blanqueador de oxígeno en polvo

Instrucciones

  1. Toma tus botas y raspa suavemente las suelas entre sí para remover cualquier acumulación grande de suciedad, barro o sal. Haz esto sobre un cubo de basura para evitar hacer desorden.

  2. Friega los grumos de barro o suciedad visible más grandes que queden con un cepillo de plástico. Un cepillo de dientes que ya no vayas a usar también es eficaz para remover la suciedad, el barro o la sal en áreas de difícil acceso.

  3. Mezcla 1 cucharada de detergente suave para ropa o trastes con 1/2 galón de agua tibia. Revuelve el agua para incorporar el detergente o jabón. Los jabones o detergentes suaves no contienen tinturas o perfumes.

  4. Humedece un paño blanco con la solución jabonosa y comienza a limpiar tus botas Totes de nylon. El agua jabonosa es eficaz para remover la suciedad y la sal. Una vez que las botas estén limpias, remoja un paño blanco por separado en agua corriente y limpia las botas para eliminar cualquier residuo de jabón. Permite que las botas se sequen.

  5. Examina las botas. Si las manchas persisten, añade 2 cucharadas de blanqueador de oxígeno en polvo a 1/2 galón de agua tibia. Agita el agua hasta que el blanqueador de oxígeno en polvo se haya disuelto completamente. Limpia las manchas difíciles con esta solución. Continúa humedeciendo el paño y fregando las manchas hasta que hayan sido removidas completamente.

  6. Pasa un paño húmedo por las áreas recién limpiadas. Permite que las botas se sequen por completo antes de usarlas.