Cómo limpiar biberones de bebés que tienen olor a leche

Los biberones son prácticos para que tú, tus seres queridos o una niñera puedan alimentar a tu bebé con leche materna o leche de fórmula. Kids Health de Nemours señala que es esencial mantener los biberones limpios para que no implanten bacterias en el sistema del bebé. Al tener un sistema de limpieza y desinfección adecuado también podrás eliminar los olores persistentes que genera la leche que queda dentro del biberón que provocan asco o cambian la disposición del bebé para alimentarse de allí.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cepillo para biberones
  • Detergente para vajilla y agua
  • Bicarbonato
  • Recipiente grande de plástico, metal o vidrio.

Instrucciones

  1. Vierte todo sobrante de leche que pueda estar causando el mal olor fuera del biberón. Enjuaga el biberón y la tetina con agua.

  2. Raspa todo residuo de leche de los costados del biberón con un cepillo especial que se vende en las tiendas de suministros para bebés. El Pacific Medical Center de California sugiere usar el cepillo para fregar la parte interna del biberón y la tetina, que también puede tener mal olor.

  3. Lava el biberón con detergente para vajilla y agua caliente. Kids Health de Nemours también destaca que los biberones de plástico o vidrio se pueden lavar en el estante superior del lavavajillas para una limpieza profunda. El sitio web hace hincapié en que, además de quitar el mal olor a leche, una buena limpieza puede evitar la formación de bacterias dentro del recipiente.

  4. Desodoriza el biberón si tiene olores persistentes que provienen de la leche. El sitio web Arm & Hammer sugiere verter una cucharadita de bicarbonato dentro del biberón y llenarlo con agua tibia o caliente. Agita el recipiente para ayudar a que la solución de bicarbonato limpie el interior del biberón antes de enjuagarlo.

  5. Quita el mal olor a leche que persista remojando el envase durante la noche. "Reader’s Digest Magazine" propone crear un líquido desodorizante dentro de una cuba grande de plástico, un molde para hornear de metal o una cacerola de vidrio o bol. Agrega 4 cucharadas de bicarbonato y un cuarto de galón (1 lt) de agua tibia o caliente. Deja que los biberones y las tetinas se remojen dentro de la solución y luego lava bien los recipientes con detergente para vajilla y agua caliente. Deja que se sequen solos y por completo antes de usarlos.

Más galerías de fotos



Escrito por drea christopher | Traducido por noelia menéndez