Limpiador facial con bicarbonato de sodio y crema hidrantante con vitamina E

Mantener el rostro y la piel saludable y radiante no es económico, sobre todo por la gran variedad de limpiadores faciales y creas hidratantes disponibles en las tiendas. Sin embargo, puedes ahorrar dinero y mantener un régimen del cuidado de la piel si elaboras productos caseros con bicarbonato de sodio y vitamina E. La mejor parte es que ambos son compuestos naturales, de modo que no tienes que preocuparte por los efectos de los productos químicos sobre tu piel.

Beneficos del bicarbonato de sodio sobre la piel

El bicarbonato de sodio, también conocido como bicarbonato sódico, se produce de forma natural en todos los seres vivos. Agregar este producto en tu régimen del cuidado de la piel marcará la diferencia en la apariencia general del rostro. Funciona como un exfoliante suave, de modo que elimina las células muertas de la piel y proporciona una superficie suave y fresca. El bicarbonato de sodio también puede ayudar a controlar el acné, ya que elimina las impurezas dérmicas (ver Referencia 1). Usar un limpiador facial con este producto natural puede desbloquear los poros y eliminar la suciedad, además de restringir el crecimiento de las bacterias y de evitar la aparición de acné (ver Referencia 3).

Limpiador facial casero con bicarbonato de sodio

Puedes elaborar un limpiador facial casero sólo con bicarbonato de sodio y agua si tu piel no está muy seca. Mezcla una parte de agua caliente con tres partes de bicarbonato de sodio para formar una pasta delgada. Frota la mezcla con suavidad sobre la piel y luego enjuaga el rostro con agua tibia (ver Referencias 5 y 7). Si tu piel es seca, agrega una cucharada de miel al limpiador para recuperar la humedad que se pierde durante la limpieza (ver Referencia 1). Recuerda que el bicarbonato de sodio es un poco abrasivo, por eso es ideal para eliminar la piel muerta y seca. Si notas en tu rostro signos de enrojecimiento o aparición de manchas, reduce la cantidad de veces que te aplicas el limpiador casero o deja de usarlo.

Beneficios de la vitamina E sobre la piel

La vitamina E es saludable para el cuerpo, tanto en el interior y el exterior. Aplicar este compuesto de forma tópica sobre la piel ofrece muchos beneficios. Permite tratar la superficie áspera de la piel y disminuye la longitud y la profundidad de las arrugas faciales, de modo que es un producto contra el envejecimiento. Además, reduce el riesgos de sufrir de cáncer de piel a causa de los rayos UV solares (ver Referencia 6). La vitamina E también ayuda a que la piel retenga la humedad natural y luzca más saludable.

Crema hidratante casera con vitamina E

Muchas cremas hidratantes comerciales contienen vitamina E, debido a todos los beneficios que ofrece este compuesto. Estas cremas pueden ser costosas y también suelen contener otros ingredientes que resultan abrasivos para la piel. Sin embargo, puede elaborar tu propia crema hidratante casera con vitamina E. Mezcla 2 cucharadas de yogur natural, ½ cucharadita de jugo de limón, ½ cucharadita de miel y el contenido de 3 cápsulas de vitamina E. Con suavidad, frota la mezcla sobre tu rostro y deja que actúe durante 15 minutos, aproximadamente; luego retira la preparación con un paño suave (ver Referencia 2). Puedes almacenar los restos de la mezcla en el refrigerador durante tres a cuatro días como máximo. También puedes tratar las manchas o las áreas problemáticas del rostro si aplicas una cantidad pequeña de vitamina E directamente sobre las zonas afectadas (ver Referencia 8). Deja el producto sobre la piel; no lo enjuagues ni lo elimines con un paño.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por vanesa sedeño