Limpiador antibacterial para hacer por tu cuenta

Escrito por tammi clements | Traducido por alejandra prego
Evita llevar químicos fuertes a tu hogar haciendo tu propio limpiador antibacterial.

Si deseas limpiar bien tu casa sin usar químicos fuertes o abrasivos, trata de hacer un limpiador natural. Los limpiadores antibacteriales caseros son una forma poco costosa de eliminar la suciedad, el polvo, las bacterias y los gérmenes. La siguente receta para un limpiador es fácil de seguir y se puede lograr usando algunos ingredientes comunes. Esta receta es para hacer 32 onzas (946 ml) de limpiador, por lo que te quedará bastante para varias limpiezas de último minuto.

Quita la tapa de una botella limpia de 32 onzas (946 ml) con atomizador.

Vierte 4 onzas (118 ml) de agua en una botella con atomizador.

Agrega cuatro cucharadas de jabón líquido de Castilla en la botella.

Agrega 20 gotas de aceite esencial de lavanda en la mezcla de jabón y de agua.

Mide dos cucharadas de aceite esencial de tomillo blanco y agrégalo a la botella con atomizador.

Coloca nuevamente la tapa en la botella con atomizador y agítala para mezclar bien los ingredientes.

Deja la botella durante 20 o 30 minutos antes de usarlos.

Consejo

Si sustituyes el aceite esencial de lavanda con aceite esencial de naranja tendrás un aroma cítrico fresco, que es perfecto para la limpieza en primavera y en el verano.

Advertencias

Si bien estos ingredientes son naturales, igual pueden causarte daño si los ingieres. Asegúrate de almacenar este limpiador fuera del alcance de los niños pequeños y mascotas.