¿Usar limones en tu rostro puede hacer que luzca más radiante?

Los limones tienen un uso diario. Pueden agregar un sabor de bajas calorías a tu cena, un sabor distinto a tu té helado y hasta realzar tu cutis. Los limones están repletos de vitaminas, anatioxidantes y ácidos que pueden revertir el daño del sol, emparejar el tono de la piel y dejar tu piel luciendo más radiante y más joven. Esta fruta cítrica ácida también tiene propiedades antibacterianas, lo que la convierte en una potente herramienta contra los brotes de acné. Agregar limón a un régimen caseo de cuidado de la piel puede hacer que tu piel se vuelva más radiante, más limpia y más joven.

Propiedades de blanqueamiento de la piel

Los limones contienen grandes cantidades de alfahidroxiáxidos, específicamente el ácido cítrico. Cuando el ácido del limón entra en contacto con la piel, aclara ligeramente zonas de pigmentación más oscura al tiempo que exfolia las capas superiores de la piel. De esta manera, los limones actúan de manera similar a una exfoliación química profesional de bajo nivel. Los elevados niveles de vitamina C que se hallan en los limones actúan como un poderoso antioxidante. La vitamina C puede revertir el daño ocasionado por los radicales libres en la piel, mejorando su tono y su textura general. Este tipo de exfoliación y de blanqueamiento son ideales para revertir los efectos de las pecas oscuras, las manchas del sol y las áreas de tono desparejo de la piel.

Aplicación

Aplicar jugo de limón fresco a la piel con una mota de algodón dos veces por día puede mejorar significativamente la textura y el tono de tu piel. El jugo actúa como un tonificador astringente que puede penetrar profundamente dentro de los poros, limpiando la suciedad y la acumulación de las células muertas de la piel. También puedes frotar una rodaja recién cortada de limón en las zonas secas del cuerpo (como codos, rodillas y pies) para exfoliar y suavizar la piel. Si tienes piel sensible, diluye la acidez mezclando partes iguales de agua y jugo de limón.

Precauciones

El jugo de limón aumenta la fotosensibilidad de la piel, de manera que no te apliques el jugo inmediatamente antes de pasar momentos al aire libre. Si se produce una irritación y un enrojecimiento, enjuaga tu cuerpo con agua fría y discontinúa su uso. Prueba una pequeña cantidad de jugo de limón en la parte interna de tu antebrazo 24 horas antes de aplicar el jugo en tu rostro. Si tienes una reacción al jugo, no lo uses en tu piel sensible del rostro.

Tratamiento facial para dar brillo a la piel con limón

Para dar brillo y tonificar la piel, mezclar los probióticos del yogur natural con la acidez del jugo de limón crea una poderosa máscara antiedad. Mezcla 2 cucharadas de jugo de limón con 1/4 de taza de yogur natural y revuelve hasta que se forme una crema. Aplica la máscara sobre la piel seca y déjala secarse durante 15 minutos. Enjuaga con agua tibia y seca con golpecitos con una toalla de algodón.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly trubiro | Traducido por irene cudich