Té de limoncillo y su relación con la gastritis

Si tienes gastritis, o inflamación del recubrimiento estomacal, una taza de té de limoncillo caliente podría ser un relajante antídoto para el malestar estomacal y la indigestión por ácido. Nativo de las regiones tropicales de Africa y Asia, la hierba de limón o limoncillo se usa como hierba culinaria y té medicinal para el dolor de estómago, fiebre e insomnio. Pregunta a tu médico si el limoncillo es una hierba que puedes consumir.

Gastritis

La causa de la gastritis puede provenir del estrés, un exceso de ácido estomacal y alimentos picantes, entre otros factores. Comer alimentos muy fríos o calientes también puede causar gastritis, escribe el herbalista médico David Hoffman en su libro “Healthy Digestion" publicado en el año 2000. La gastritis y su condición asociada, la acidez, puede ser dolorosa y alarmante. Los síntomas de la acidez a veces imitan a los de un ataque cardíaco, incluyendo problemas para respirar y un fuerte dolor que va del pecho al cuello y al área de la garganta. Si tienes dificultades para respirar, busca ayuda de emergencia por parte de un experto en salud.

Limoncillo para la gastritis

El té de limoncillo es un remedio tradicional para tratar problemas gastrointestinales, de acuerdo con Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. Adicionalmente, es una nervina, una sustancia que puede disipar el estrés y la tensión nerviosa, los cuales son culpables de la gastritis subyacente. De hecho, una infusión brasileña para el insomnio y los nervios es el abafado, o té de limoncillo. El bioquímico y profesor de investigación sobre cáncer Bharat B. Aggarwal, autor del volumen de 2011 de "Healing Spices", cita un estudio de laboratorio en Brasil en el cual el extracto de limoncillo demuestra su habilidad para aliviar el nerviosismo en animales de laboratorio. Consulta a un profesional de salud calificado si tu condición estomacal es severa o persistente.

Usos del limoncillo

Si disfrutas de la sopa agridulce u otro tipo de platos tailandeses o vietnamitas, la esencia del limoncillo probablemente te es familiar. La hierba se pica y se añade a ensaladas y sopas. Los cocineros también la muelen y la hacen pasta para dar sabor al curry. Añadir limoncillo fresco a tus alimentos es otra manera de beneficiarte de los constituyentes terapéuticos de la hierba. El té de limoncillo y la hierba fresca se venden en tiendas de alimentos latinos y asiáticos, a veces bajo su nombre indonesio, sereh.

Seguridad y consideraciones

Memorial Sloan-Kettering Cancer Center advierte contra el uso de limoncillo junto con medicamentos de quimioterapia. El limoncillo es alto en antioxidantes, los cuales pueden disminuir la efectividad de la droga terapéutica. Si estás embarazada, es mejor no tomar limoncillo, de acuerdo con Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, pues contiene mirceno y citral, constituyentes que inducen defectos de nacimiento en animales de laboratorio. Las reacciones negativas al limoncillo incluyen sed, aumento de la orina, letargo y pérdida de equilibrio.

Más galerías de fotos



Escrito por cindy ell | Traducido por lou merino