Límite diario de carbohidratos en una dieta diabética

Los carbohidratos afectan a los niveles de azúcar en la sangre más que las proteínas y las grasas. Tu cuerpo es fácilmente capaz de convertir ciertos tipos de carbohidratos en glucosa, principalmente el azúcar y el almidón. La fibra, que se encuentra en muchos carbohidratos, puede retardar la absorción de azúcar y almidón de tu cuerpo y ayuda a mantener estables los niveles de glucosa. Elegir los carbohidratos bien mientras limitas la ingesta global es una parte importante de tu tratamiento de la diabetes.

Pautas alimenticias diabéticas

La cantidad de carbohidratos que necesitas comer solo depende de tus problemas de salud individual, edad, peso y nivel de actividad. Como pauta general, el University of Maryland Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Maryland) recomienda que los diabéticos consigan entre un 45% y un 65% de tus calorías de carbohidratos, un 25% o 35% de tus calorías de la grasa y entre un 12% y un 20% de calorías derivadas de la proteína. Los diabéticos con nefropatía deben limitar el consumo de proteína a alrededor del 10% de su ingesta calórica diaria. Aunque puede venir hasta un 35% de tus calorías de la grasa, no más del 7% deben provenir de las grasas saturadas y no más del 1% de las grasas trans, que debes evitar, si es posible.

Escoger los carbohidratos "correctos"

Los carbohidratos proporcionan la fibra y las vitaminas esenciales y minerales que tu cuerpo necesita para funcionar. No intentes eliminar los carbohidratos de la dieta, sólo tienes que elegir los carbohidratos ricos en nutrientes que tengan un impacto mínimo en los niveles de glucosa. El índice glucémico, o IG, es un sistema de puntuación que alinea los alimentos en tu potencial para elevar los niveles de glucosa. Cuando menos puntúe un alimento en el GI, menor impacto tiene sobre el azúcar en la sangre. Los alimentos que puntúan por debajo de 55 son considerados alimentos de "índice glicémico bajo" y suelen ser la mejor opción para los diabéticos.

Recuento de carbohidratos

La American Diabetes Association (Asociación estadounidense de Diabetes) sugiere contar carbohidratos en tus comidas como una forma de estabilizar los niveles de glucosa. Trata de comer entre 45 y 60 gramos de carbohidratos en cada comida. Recuerda que todos los tipos de azúcar son carbohidratos, incluso el azúcar natural que se encuentra en los productos lácteos y las frutas. Encontrarás los carbohidratos en verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, verduras y productos lácteos, así como añadido a los alimentos envasados y procesados. Lee las etiquetas de los alimentos cuidadosamente y mira el tamaño de las porciones. Una rebanada de pan a menudo tiene 15 gramos de carbohidratos, pero si utilizas dos rebanadas para un sándwich, que será 30 gramos de hidratos de carbono.

La importancia de la fibra

Una de las razones por las que tu cuerpo necesita hidratos de carbono es por el contenido de fibra. La fibra se encuentra sólo en los alimentos de origen vegetal. Según Joslin Diabetes Center de Harvard, las personas que consumen dietas altas en fibra tienen mejor control de la glucosa y disminuyen el azúcar en sangre. La fibra también bloquea la absorción del colesterol y puede ser útil para los diabéticos que necesitan mejorar los niveles de colesterol. La fibra aumenta la saciedad, ayudándote a sentirte lleno más rápido y a quedar satisfecho. Puedes terminar comiendo menos alimentos y seguir esperando entre las comidas, lo que puede conducir a comer menos calorías, promoviendo la pérdida de peso.

Más galerías de fotos



Escrito por maura shenker | Traducido por maria gloria garcia menendez