¿Puede una lima de uñas propagar un hongo de las uñas?

Ya se trate de que visites un salón de belleza o de que arregles las uñas con una amiga, tu curiosidad acerca de la limpieza de la lima que estás usando tiene su mérito. Las limas pueden acarrear gérmenes, como los hongos, que pueden llevar a infecciones en las uñas. Entérate de cuáles son los problemas comunes que suceden con los hongos en las uñas y cómo hacer que arreglarte las manos o los pies sea una experiencia relajada y sin preocupaciones.

Infecciones del hongo de la uña

Si usas una lima de uñas que tenga un hongo, puedes llegar a tener una infección en las uñas. Referida técnicamente como onicomicosis, una infección micótica de las uñas de la mano o de los pies le puede suceder a cualquiera. Sin embargo, los niños y los jóvenes, los individuos sanos son menos propensos a sufrir una infección que los adultos de más de 60 años o las personas que tienen problemas, como diabetes,explica el Columbia University Medical Center. Al usar una lima de uñas infectadas, los hongos pueden invadir tu piel a través de pequeños cortes en tus uñas o en la piel circundante.

Efectos

Si eres sana, tu cuerpo puede responder a una infección micótica mostrando únicamente efectos menores, como un dolor ligero o uñas cosméticamente dañadas. En las personas con sistemas inmunes debilitados, las uñas pueden doler, tener una apariencia gruesa o decolorarse a un tono amarillo o blanco. También pueden comenzar a levantarse de la piel o a desmenuzarse a lo largo de los márgenes. Una infección comienza presentándose con frecuencia como una mancha descolorida en la punta de una uña.

Tratamiento

Si has usado una lima que te contagió un hongo y te infectó las uñas de las manos o de los pies, debes buscar atención médica de inmediato porque puede producirse un daño permanente si no se trata la infección. Si el problema es ligero, basta con cremas y líquidos tópicos de venta libre para solucionar el problema. En caso de infecciones más severas, el médico te recetará una medicación antimicótica más potente, en forma de píldora o tópica, para ayudar a controlar o a curar la enfermedad. La infección puede llevar hasta un año en curarse, de manera que comprometerse con un tratamiento constante es fundamental.

Buenas prácticas

Usar tus propias limas de uñas y otras herramientas, como alicates, es un primer buen paso para evitar infecciones micóticas en las uñas. Además de evitar compartir las limas y otras herramientas con tus amigas, debes llevar tus propios instrumentos a las manicuras profesionales. Evita usar la misma lima sobre una uña infectada en una uña no infectada, para evitar propagar el hongo. Esteriliza las herramientas entre los usos con un fungicida de grado médico para matar los gérmenes, y corta y lima las uñas con cuidado para evitar lastimaduras en la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por tarah damask | Traducido por irene cudich