Cómo lidiar con un vecino abusador

Los conflictos entre vecinos son parte de la vida y muchos no pasan de una molestia menor. Respira profundamente y resiste porque en la mayoría de los casos es una diferencia de opiniones personales. El abuso, por otra parte, es un problema serio. Si las cosas avanzan al punto en el que te sientes intimidado o es un riesgo ver a tu vecino, es tiempo de hacer algo al respecto.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Identifica la causa. Aunque tu vecino no tiene derecho de abusar de ti, puede sentirse justificado por un problema recurrente contigo. Si descubres el problema, puedes buscar una solución y detener el abuso.

  2. Conversa. Plantea el problema y plantea preguntas, si no estás seguro de la causa del conflicto. Sé específico sobre lo que te molesta y pregúntale si quiere decir o preguntar algo. Mantén la calma pero sé firme. Señala que no quieres que la situación continúe y que quieres encontrar una solución.

  3. Trata de llegar a un arreglo. Si tu vecino te molesta sin razón, no cedas no aceptes algo injusto o amenazante. Trata de entender la postura de tu vecino y ofrece una alternativa , si sus peticiones son ilógicas. Intenta de llegar a un punto medio que resuelva el problema.

  4. Escríbelo. De acuerdo con los Reportes del Consumidor, si una conversación amable falla, puedes escribir una carta formal que detalle el problema y por qué no es tolerable. Si tu vecino viola alguna ley o orden, dile por qué no es aceptable. Reúne firmas de otros vecinos, si el problema también los afecta y no sólo a ti.

  5. Asiste a la Asociación de Mediación para la Comunidad para encontrar una tercera parte neutral que te ayude a comunicarte. Los mediadores trabajan gratuitamente o cobran muy poco; no son abogados, por lo que no pueden lidiar con regulaciones y problemas legales. Te ayudan a abrir líneas de comunicación y a tratar de encontrar una solución sin involucrar a las autoridades.

  6. Llama a la policía o contacta al sistema legal como último recurso si el abuso está fuera de control o sientes que peligras. Si llevas el caso a la corte, puedes ser contactado por un mediador, según los Reportes del Consumidor; pero en este punto tu vecino puede resentirse más contra ti y estar más renuente a solucionarlo. Las ordenes pequeñas de la corte pueden ser útiles, si hay dinero o propiedades involucradas, pero no para resolver un conflicto.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por diana i. almeida