Cómo lidiar con tus padres mayores mudándose contigo

Pedir a tus padres ancianos que vivan contigo puede ser un acto de amor y una manera de pagar por todo lo que han hecho por ti. También es un gran ajuste, y especialmente puede ser una presión si tienen problemas de salud y requieren ayuda adicional. De acuerdo con el informe de la Alianza Nacional para el Cuidado de 2009, alrededor del 31 por ciento de los cuidadores con una persona mayor que vive en sus hogares, admitió que la carga de brindar atención y compartir sus hogares creó una situación emocionalmente estresante. Sin embargo, a pesar de que vivir con tus padres de edad avanzada tiene sus retos, hay maneras de hacer frente a esta situación.

Establecer espacio personal

Cuando tus padres ancianos se muden a tu casa, es importante que tanto tú como tus padres tengan un poco de espacio personal independiente. Ellos se sentirán más en casa si tienen su propia habitación que puedan amueblar con algunas de sus propias pertenencias. Si hay suficiente espacio, tener artículos tales como una silla con una lámpara de lectura, la televisión o un escritorio en su habitación puede ayudar a hacer de una habitación su propio refugio privado, dándote a ti y tu familia más privacidad. En las habitaciones que compartirán, como la cocina y el salón, haz algo de espacio para que tus padres puedan usar. Limpia unos gabinetes de cocina para sus platos o proporciona un estante en la sala de estar para sus imágenes o colecciones.

Crear una asociación

Piensa en tu organización de vivienda con tus padres como una asociación. Permitirles participar en las tareas del hogar de las que sean físicamente capaces les ayudará a sentirse útiles y aligerar su carga un poco. Por ejemplo, si tu padre siempre disfrutaba trabajar en el jardín, pide su ayuda para mantener tu jardín de flores o rastrillar las hojas. Tu madre puede disfrutar de preparar las comidas en las noches que tienes que trabajar hasta tarde, si le gusta cocinar.

Mantén a tus padres activos

Anima a tus padres a seguir las actividades que disfrutan en la comunidad. Si se trasladan de un área diferente, ayudarlos a vincularse con organizaciones de la zona, tales como clubes, grupos religiosos u organizaciones benéficas locales. Asegúrate de que tengan espacio en tu casa para perseguir sus intereses y aficiones como la costura, carpintería o el armado de rompecabezas. Mantenerse activo y socializar puede ayudar a los adultos mayores a prevenir la depresión, de acuerdo con Helpguide.org.

Planificar para el futuro

Ten una conversación con tus padres acerca de sus necesidades a medida que envejecen. La publicación de AARP, "Prepare to Care" sugiere que lo mejor es acercarse a los padres de edad avanzada con una actitud de escucha, en lugar de una actitud reveladora. Por ejemplo, pregunta a tus padres, "¿Qué es lo que quieres hacer si necesitas ayuda durante el día mientras estoy en el trabajo?" es más productivo que decirles, "Tenemos que averiguar quién va a ayudarte si te enfermas". Sé honesto y deja que tus padres sepan lo que podrás y no podrás hacer si su salud se deteriora.

Evita demasiadas obligaciones

Si estás cuidando de tus padres, sé consciente de las consecuencias que esto les traerá a ti y tu familia. Asegúrate de que estás cuidando de ti mismo descansando lo suficiente y comiendo bien. Cuenta con otros miembros de la familia para ayudarte con tus padres. Puedes ponerte en contacto con la Agencia para la Vejez o utilizar el sitio web eldercare.gov para aprender acerca de los recursos locales que proveen cuidado para personas mayores.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon o'neil | Traducido por natalia pérez