Cómo lidiar con tus emociones cuando la maestra de tu hijo te hace sentir incompetente

Tu hijo pasa la mayor parte del día con un adulto aparte de ti, y uno espera que esa persona sea bondadosa, cariñosa, amable y pueda enseñar bien. Sí, la maestra de tu hijo se ha capacitado y sabe mucho sobre desarrollo infantil, pero no conoce a tu hijo como tú. Si su superioridad te hace sentir incompetente, probablemente estés triste, frustrada, preocupada y tal vez un poco enojada. Sin embargo, no te descargues con la maestra porque eso puede empeorar la situación. En lugar de ello, tómate un tiempo para calmarte y luego piensa en una estrategia para resolver la situación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Acepta tus sentimientos. No hay nada malo con sentirse molesto por como te hace sentir la maestra de tu hijo. Según el sitio web Edutopia, los padres pueden frustrarse con la maestra de sus hijos cuando esa persona no comparte sus valores y opiniones. Reconocer que piensan diferente es el primer paso para encontrar un punto medio.

  2. Arregla una cita con la maestra. A pesar de que es posible que te esté haciendo sentir incompetente a propósito, es más probable que no se dé cuenta que lo hace. Explícale cómo te sientes. Dile que te sientes inferior cuando ella dice o hace ciertas cosas. No grites; en vez de ello explica con calma y de manera respetuosa lo que sientes.

  3. Pregúntale si está dispuesta a cambiar la percepción que tiene de ti. Habla sobre lo que puedas haber hecho que haya provocado su reacción y busquen estrategias para demostrar tus méritos. Tal vez esté dispuesta a permitirte ser voluntaria en el salón de clases o acompañante en excursiones. Esto le dará la oportunidad de ver cuán valiosa eres para la clase.

  4. Haz algo para cambiar tu comportamiento. Por ejemplo, si la maestra te hace sentir incompetente porque se enoja cuando tu hijo no va preparado a las clases, haz cosas adicionales para que el niño esté preparado. Ayúdalo con la tarea para que siempre la entregue a tiempo y asegúrate de que cuenta con los materiales que necesite, como lápices y crayones. Tu hijo no sólo recibirá una mejor educación, sino que probablemente le causes una buena impresión a su maestra por ser competente como padre.

  5. Habla con el director de la escuela si la maestra de tu hijo no está dispuesta a cambiar su modo de actuar o asumir la responsabilidad por su comportamiento. A veces, la intervención de un director puede ayudar a apaciguar una mala situación y hacer que mejore para todos los involucrados.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por noelia menéndez