Cómo lidiar con padres con juego sucio

Sin importar cuán buenos modales tengas, es posible que te cruces con alguien que tenga una deportividad pobre en algún momento de la carrera atlética de tu hijo. Esperas que los niños tengan resbalones ocasionalmente pero algunas veces es otro padre el que se olvida de cómo actuar en las gradas. Así les grite a los referís, abuchee al otro equipo o le reproche a cualquiera que quiera oírlo, un padre con una conducta pobre lastima a la moral del equipo. Con la ayuda del entrenador, puedes alentar un juego positivo en el graderío.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Pídele al entrenador que idee un código de conducta para padres para repartir entre todas las familias. El documento sirve como un buen recordatorio para todos los padres sobre cómo actuar en las gradas.

  2. Controla tu propio comportamiento en las gradas para asegurarte de modelar una buena deportividad. Si alientas a todos los jugadores, gritas comentarios positivos y tratas al equipo opuesto con respeto, es probable que los demás a tu alrededor sigan tu ejemplo. Quien tenga una pobre deportividad en la multitud podría tomar la indirecta y calmarse.

  3. Aparta al padre si lo conoces y sugiere que detenga la conducta de espectador pobre. Sé sensible con sus sentimientos al ser directo sobre cómo su comportamiento afecta a los demás fanáticos y jugadores. Si no conoces al padre o parece enojado, evita una confrontación ya que podría enojarse contigo.

  4. Habla con tu hijo sobre el comportamiento rudo del padre luego del juego. Discute por qué el comportamiento muestra una deportividad pobre y cómo debería actuar el padre. Esto ayuda a minimizar el contacto del comportamiento no deseable del fanático en tu hijo.

  5. Menciónale el problema al entrenador si el comportamiento del otro padre se torna un problema para los jugadores y otros fanáticos. El entrenador puede apartar al padre para solucionar el problema directamente. Esto te permite lidiar con la situación sin hacerte el blanco del padre con juego sucio.

  6. Presenta una queja con la liga deportiva si el padre sigue actuando inapropiadamente en las gradas. Contacta al director de la liga para pedirle asistencia sobre el tema si la liga no tiene un sistema de quejas formal.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por paula ximena cassiraga