Cómo lidiar con los niños que excluyen a otro niño durante el juego

Los niños pueden hacerse daño unos a otros, tanto intencional como no intencionalmente. Si los niños no incluyen a otro niño durante el juego, esto podría ser una forma de bullying. Para asegurarse de que todo el mundo juega y se siente aceptado, los niños pueden necesitar ayuda de un adulto para ayudarles a entender las cuestiones importantes, tales como la empatía y la amabilidad. Al enseñar a los niños estas habilidades sociales, les estás dando las herramientas necesarias para llevarse bien con los demás.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Habla con el niño o los niños que están excluyendo a otro niño para averiguar qué está pasando. Tal vez la situación es inocente. Por ejemplo, si el otro niño no quiere jugar el juego, no se lastimó a nadie. Sin embargo, si los niños están siendo intencionadamente crueles, entonces necesitan un poco de ayuda de un adulto.

  2. Fomenta la empatía en los niños para ayudarles a pensar acerca de cómo se siente el niño excluido probablemente, sugiere el psicólogo Lawrence Kutner, escribiendo para el sitio web PsychCentral. Por ejemplo, podrías decir: "Veo a Felix sentado allá en la arena y se ve muy triste para mí. Miren, la cabeza está abajo y los hombros caídos. Él no está jugando, sólo está sentado allí. ¿Por qué crees que podría sentirse tan triste?". Guía suavemente a los niños a la conclusión de que la exclusión del niño probable le hace daño. Ayuda a imaginar cómo se sentirían si se invirtieran las posiciones.

  3. Ayuda a que los niños piensen en una solución que ayudará a que todos se sientan valorados e incluidos. Las ideas posibles son simplemente invitar al niño a jugar, hacer modificaciones específicas en el juego actual para hacer posible que más gente juegue o elegir un juego diferente que todo el mundo pueda jugar fácilmente.

  4. Supervisa a los niños mientras solucionan la situación, informa la Red Nacional de Cuidado Infantil. Los niños pueden no necesitar de tu ayuda para resolver la situación, en cuyo caso, sólo tienes que mirar para asegurarte de que todos estén a salvo y felices. Por otro lado, los niños podrían tener problemas para resolver el problema, y puede ser que te necesiten para guiarlos suavemente hacia una solución que les permita jugar juntos pacíficamente.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por natalia pérez