Cómo lidiar con un niño que se hace pasar por enfermo

Los niños pueden simular estar enfermos para poder evitar ciertas actividades como ir a la escuela o hacer una tarea. Cómo lidiar con este tipo de comportamiento depende de un número de factores, incluyendo la edad de tu hijo y la razón por la que está fingiendo una enfermedad. Consulta a un terapeuta o un experto en comportamiento infantil para obtener recomendaciones de tratamiento específicas.

Simulación de enfermedad vs. trastorno facticio

La simulación es un término que los psiquiatras y los médicos usan cuando el paciente finge estar enfermo. Por lo general, cuando un niño simula una enfermedad, sabe que está fingiendo y tiene una razón para hacerlo, como librarse de la escuela o algún otro evento. Sin embargo, el trastorno facticio es un trastorno mental clínico en el que la única razón para fingir estar enfermo es recibir un tratamiento médico o atención. Este trastorno rara vez se diagnostica en niños pequeños, aunque la falsificación de enfermedad en la juventud puede llevar a trastornos facticios adultos.

Causas

Hay muchas razones posibles por las que tu hijo finge estar enfermo. Determinar la causa te ayudará a lidiar con el comportamiento. Habla con tu hijo para saber si hay algún problema subyacente. Los niños pueden fingir una enfermedad por motivos graves, como la ansiedad, el acoso escolar o problemas de aprendizaje. Sin embargo, muchos niños también pasan por una etapa en la que disfrutan de la atención adicional que viene con estar enfermo a pesar de que no haya ningún problema grave.

Tratamiento

Cómo lidiar con la enfermedad de mentira de tu hijo variará en función de cualquier problema subyacente. Consulta con tu pediatra para descartar cualquier condición médica real. No proporciones atención a tu niño cuando esté fingiendo estar enfermo. Trata de ignorar la situación y tu hijo probablemente se aburrirá de simular. Anima a tu hijo a continuar con las tareas de la escuela y el hogar a pesar de su "enfermedad". Proporciona refuerzos positivos y recompensas para los días en que no finge estar enfermo llevándolo al cine u otras actividades divertidas.

Precauciones

Consulta con tu pediatra si crees que puede haber otro problema. Tu médico puede hablar con tu hijo o recomendar un terapeuta infantil para ayudar a determinar el problema. Si tu hijo está fingiendo una enfermedad crónicamente para evitar ir a la escuela, habla con su maestro para ver si hay un problema en la escuela. Es normal que los niños finjan estar enfermos de vez en cuando, pero si la simulación se convierte en un hábito, es posible que haya otro problema.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por natalia pérez