Cómo lidiar con una madre deprimida

Tratar con un miembro de la familia deprimido nunca es fácil, pero cuando la depresión afecta a tu madre, los roles se invierten y tienes que ser responsable. La depresión puede causar que tu madre se sienta triste o irritable, tenga problemas para comer y dormir, sienta dificultad para concentrarse, se sienta desesperada e inútil y viva con fatiga constante. Esto puede conducir a problemas en relaciones y en el trabajo también. El tratamiento, como los medicamentos y la terapia pueden reducir estos síntomas, lo que le permitirá a tu mamá vivir una vida más normal.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Familiarízate con los signos y síntomas de la depresión y pasa algún tiempo leyendo materiales sobre este trastorno. MayoClinic .com informa que esta es la primera cosa que debe hacerse si tienes un familiar deprimido. Una vez que entiendas los problemas que rodean a la depresión, es probable que tengas más paciencia, sepas cómo responder a tu mamá y tener una mejor comprensión de las opciones de tratamiento. Esto te preparará para hablar con tu madre acerca de sus preocupaciones.

  2. Pídele a tu mamá que vea a su médico de atención primaria o terapeuta para tratar los síntomas que este viviendo. Debido a la depresión a tu mamá le faltará motivación y energía para acudir a la cita, por lo que sería de ayuda que hagas la cita por ella y la acompañes la primera vez. La Florida International University recomienda que supervises el plan de tratamiento de tu madre para asegurarte de que lo esté siguiendo, tanto tomando la medicación y como asistiendo a las sesiones de terapia.

  3. Anima a tu mamá a seguir yendo a terapia y a tomar su medicación, incluso si empieza a sentirse mejor. La razón por la que se siente mejor es el tratamiento. Si ella insiste en detener su medicación, habla con su médico antes de hacerlo. Se podría recomendar que tome una dosis menor para ir saliendo gradualmente de la medicación y para evitar que los síntomas de la depresión se repitan.

  4. Controla a tu madre de forma regular, especialmente si no vives con ella. Pídele a un amigo o vecino de confianza que pase por su casa regularmente. Si sus síntomas de depresión parecen estar empeorando, llama a su terapeuta. Si tu mamá deja de cuidar su higiene personal, deja de comer o se aísla, ahí debes intervenir.

  5. Conoce las señales de pensamiento suicida como son hablar y glorificar la muerte, decir adiós, regalar bienes preciados, poner sus asuntos en orden y un cambio repentino de la depresión a la calma. Si tu madre muestra signos de pensamientos suicidas, necesitas obtener ayuda inmediata para estabilizar su estado de ánimo. No la dejes sola. Ponte en contacto con su terapeuta, llama a una línea directa para suicidas, llama al 911 o llévala a la sala de emergencias psiquiátricas local. Toma en serio todas las señales de intenciones suicidas para evitar una tragedia.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle bolyn | Traducido por sebastian castro