Cómo lidiar con la infidelidad en el matrimonio

Algunos matrimonios son destruidos por la infidelidad. Aunque el daño puede ser irreparable, no siempre es el caso. Algunas parejas están dispuestas a comprometer su tiempo y sus esfuerzos para salvar su relación. Recuperarse después del adulterio no es fácil, pero es posible si ambas partes están dispuestas a darle prioridad a su reconciliación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Decide si estás dispuesto a continuar el matrimonio si tu pareja acepta la infidelidad. Debes ser capaz de perdonar si tu pareja está dispuesta a terminar con el amorío y a hacer lo que sea necesario para que no vuelva a suceder. Esto significa que no puedes recordarlo cada vez que tengan una pelea o usarlo como un arma contra tu cónyuge cada vez que te irrites.

  2. Confronta a tu pareja sobre el engaño. Enfócate en los hechos, para que la otra persona no se ponga inmediatamente a la defensiva. Domina tus sentimientos con oraciones cómo "Me siento dolido y traicionado" en lugar de hacer juicios como "Eres un total idiota", que sería algo que podría terminar la conversación rápidamente.

  3. Acepta pasar un tiempo separados, si es necesario. Necesitarás enfocar mucho tiempo y energías en repara la relación, si tu pareja acepta intentar salvar su matrimonio. Al principio, las emociones estarán al rojo vivo, así que la Clínica Mayo recomienda darse un poco de espacio antes de empezar a trabajar. Acuerda un tiempo aceptable para ambos, como una semana o dos, que les permita lidiar con la situación de forma más racional.

  4. Determinen una meta en común. Tanto tú como tu pareja se beneficiarán si se enfoca en las razones para salvar el matrimonio. Tus metas pueden involucrar a tus hijos, el futuro financiero, los planes de retiro de ambos o cualquier otra cosa que los una de forma positiva.

  5. Acuerden tomar medidas que te ayuden a recuperar su confianza. Puedes pedirle a la otra persona que te llame desde ciertos lugares para que puedas revisar el número desde donde te hable como prueba. Quizás también puedes pedirle que te permita revisar sus correos electrónicos o el registro de su teléfono móvil cuando lo requieras. Tu cónyuge debe aceptar que accedas a esta información sin quejarse.

  6. Establezcan sesiones de terapia de parejas para ayudarlos a ambos a crear e implementar un plan para reparar el matrimonio. El terapista puede darles un punto de vista imparcial y ayudarlos a identificar los factores que provocaron la infidelidad, encontrará otros problemas en el matrimonio y crear estrategias para fortalecer su relación.

Consejos y advertencias

  • Toma tiempo y trabajo el lidiar con la infidelidad matrimonial, pero el sitio web de la American Association for Marriage and Family Therapy indica que hay varias señales que te indicarán que van por buen camino. El matrimonio debe fortalecerse y enfocarse en la pareja, y los problemas deben ser tratados en cuanto aparezcan. Deben reconstruir la confianza y el compromiso de forma lenta, pero segura, y ambos deben demostrar empatía mutua. Si estas cosas suceden, es probable que puedan superar la crisis y salvar su matrimonio.

Más galerías de fotos



Escrito por barb nefer | Traducido por eduardo moguel