Cómo lidiar con el hijo travieso de un amigo

Sólo porque no sea tu hijo no significa que sea ni un poco menos frustrante que el niño de tu amigo se porte mal, especialmente cuando lo hace mientras lo cuidas o en tu casa. Así sus padres sean conscientes de su comportamiento travieso o no, si encuentras que su comportamiento es inapropiado en tu casa, podrías encontrar que queda en tí ponerle un final a este comportamiento. Tu amigo podría no ser consciente del hecho de que el comportamiento de su hijo va contra las reglas de tu casa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Habla con tu amigo acerca del comportamiento de su niño sólo si está afectando a tus propios hijos o va contra las reglas de tu casa, aconseja Dr. Ruth Peters, Ph.D. Si el hijo de tu amigo está saltando en tu sofá y su madre no dice nada para detener el comportamiento aunque está sentada allí, llévalo a su atención. Di algo como "Podría no importarte en tu casa, pero nos preocupa que los niños caigan del sofá y se golpeen la cabeza con la mesita de café. No les permitimos saltar en el sofá y no creemos ser justos si dejamos que tu hijo salte en él. ¿Te molestaría si le digo que se detenga o prefieres hacerlo tú en su lugar? Esto le da a tu amigo la opción de terminar con el comportamiento molesto o te da permiso para detenerlo tú mismo. Además, parece justo y sin acusaciones.

  2. Interviene y lidia con la situación que este niño está creando cuando sea peligrosa, aconseja Lawrence Kutner, Ph.D. Si el hijo de tu amigo sale de tu cocina con un cuchillo de trinchar que sacó de un cajón, no esperes a hablar con su madre sobre la situación. Quita el cuchillo de sus manos y déjalo fuera de su vista antes de que alguien salga herido. En una situación donde el peligro es inminente, sus padres probablemente no se molesten si intervienes.

  3. Mantén la calma si tu amigo se ofende por haber intervenido y hablado con su hijo sobre el mal comportamiento, aconseja Kutner. Digamos que el niño de tu hijo está tirando tierra en la cabeza de tu hijo mientras juegan en el jardín y tu hijo está molesto. Si le pediste a su hijo que se detuviera y tu amigo se ofende por haber intervenido, intenta mantener la calma y lidiar con la situación con gracia. Dile que sólo querías asegurarte de que tu hijo no terminara con tierra en sus ojos y pregúntale cómo hubiera lidiado con la situación porque nunca estás seguro de qué hacer cuando suceden estas situaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por paula ximena cassiraga