Cómo lidiar con hijastros irrespetuosos

Un segundo matrimonio puede traer consigo desafíos individuales que un primer matrimonio no trae. No es ninguna sorpresa que los Centros para el Control y la Prevención estimen que el segundo matrimonio tiene aproximadamente 28 a 50 por ciento de posibilidades de terminar en separación o divorcio. Los hijastros pueden complicar aún más el matrimonio, por lo que hace que te sientas fuera de control cuando se trata de la educación de los hijos de otra persona. Recuerda tener en consideración los sentimientos y experiencias de los niños cuando se trata de las falta de respeto.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. En lugar de tratar de meterte en su vida como padre sustituto, debes ser un padre más.

    Establece tu propia identidad como padrastro. Algunos niños se preocupan de que tu presencia en su vida sea con el fin de sustituir a uno de los padres biológicos. En lugar de tratar de meterte en su vida como padre sustituto, debes ser un padre más, con una identidad y estilo de crianza que sea individual. Si el otro padre biológico tiene ciertos métodos o tradiciones de disciplina, encuentra tu propia disciplina para mostrarle a los niños que no estás tratando de reemplazar a alguien en sus vidas.

  2. Los hijastros pueden situar hábilmente a sus padres biológicos en contra de sus padrastros.

    Crea un frente común con tu pareja al acordar tácticas de disciplina, las recompensas y el tiempo juntos, según HelpGuide.org. Los hijastros pueden situar hábilmente a sus padres biológicos en contra de sus padrastros y salirse con la suya. Decide que será y no será tolerado con tu pareja. Cuando tus hijastros cometan una falta de respeto, tendrás un plan de acción previamente acordado y aprobado por ambos cónyuges como un equipo.

  3. Dale la razón a tus hijastros de vez en cuando.

    Dale la razón a tus hijastros de vez en cuando, sugiere FamilyEducation.com. Muéstrale a tus hijastros que estás dispuesto a admitir cuando te equivocas con el fin de crear una relación de respeto. Si tu hijastro adolescente te grita que eres un mal padre y que echa de menos a su madre biológica, con calma sugiérele que podrías haber manejado mejor la situación. Admite que eres nuevo en ser un padrastro o madrastra y pide paciencia hasta que te acostumbres.

  4. Demuestra paciencia cuando tus hijastros se porten mal. Enojarte o quejarte con tu esposo ayuda poco a reparar y establecer una relación permanente en la vida de tus hijastros. Recuerda que un divorcio y un nuevo matrimonio es confuso y molesto para los niños ya que necesitan tiempo para adaptarse. Cuando tus hijastros te falten al respeto, evita mostrarte disgustado, tómense un tiempo hasta que todos puedan tratar a los demás con respeto, sugiere Susan Philips en su libro "Stepchildren Speak: 10 Grown-Up Stepchildren Teach Us How to Build Healthy Stepfamilies".

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por sofia semo