Cómo lidiar con un esposo adicto a las drogas de prescripción y el alcohol

El National Institute on Drug Abuse calcula que en 2010, 7 millones de personas en los EE.UU. utilizaban medicamentos con receta con fines no médicos. ProjectKnow.com estima que el doble de esa cantidad, o 14 millones de personas en los EE.UU., abusan del alcohol. Cuando se toman simultáneamente alcohol y medicamentos recetados, los resultados pueden ser mortales. El abuso de alcohol y de medicamentos recetados es a menudo insidioso y aumenta lo suficientemente lento como para que tardes mucho tiempo en reconocer el problema. Si sospechas que tu cónyuge es un adicto, la educación y el apoyo son esenciales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Haz un plan de seguridad. Aunque muchos adictos no son violentos, el abuso es siempre una posibilidad. Piensa en lo que pasaría si necesitas irte, incluyendo dónde irías y cómo financiarías el viaje. Vigila el comportamiento de tu esposo en busca de signos de tendencias abusivas.

  2. Busca el apoyo de los demás. Los amigos y familiares son la primera línea de apoyo, pero pueden no entender completamente lo que estás enfrentando. Los grupos de doce pasos, tales como Al-Anon y Nar-Anon se han diseñado para las familias de las personas con adicciones. Otras opciones de soporte incluyen grupos de apoyo en línea o en persona, terapeutas profesionales y funcionarios religiosos.

  3. Lee lo más que puedas sobre el abuso de sustancias y el tratamiento de la adicción. Internet está lleno de información, pero ten en cuenta que muchos sitios no son revisados ​​profesionalmente. Adhiérete a libros, folletos de organizaciones de confianza y sitios web escritos por expertos acreditados.

  4. Deja de permitir el comportamiento de tu cónyuge. Ser permisivo toma muchas formas, tales como poner excusas o proteger su imagen. Aunque parece útil en la superficie, esto impide a tu cónyuge experimentar las consecuencias naturales de su conducta. Si tienes problemas para dejar de lado tus tendencias permisivas, considera unirte a un grupo como codependientes anónimos.

  5. Habla con tu cónyuge cuando está sobrio y alerta. Dale un panorama condensado de las cosas que has aprendido acerca de la adicción y las opciones de tratamiento. Explícale que lo amas y quieres ayudar, pero ya no puedes tolerar su comportamiento. Pídele directamente que busque tratamiento.

  6. Habla con tu grupo de apoyo o amigos de confianza sobre lo que debes hacer si tu cónyuge se niega al tratamiento. Cada situación es diferente y no hay respuestas correctas universales. Ordena tus sentimientos y decide lo que estás y no estás dispuesto a tolerar.

Consejos y advertencias

  • Si tienes hijos, su seguridad debe ser tu primera prioridad. Si tu cónyuge se convierte en irracional o poco fiable, es posible que tengas que dejarlo temporalmente hasta que reciba ayuda.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa fritscher | Traducido por eva ortiz