Cómo lidiar con los atletas abusivos que empujan a otros chicos

El "bullying" o acoso escolar pude causar que tu hijo se sienta triste, asustado y que desarrolle un complejo de inferioridad. Se puede dar en muchos lugares, como la escuela, lugares de convivencia social o durante la práctica de deportes, y tal vez tengas que intervenir en el asunto si un jugador de fútbol abusivo empuja a tu hijo. Después de todo, lo que quieres es que pueda disfrutar las actividades deportivas que ama sin sentirse desalentado o renunciar.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Pregúntale a tu hijo cuáles son sus sentimientos respecto a lo que está sucediendo. Explícale que el que lo empujen intencionadamente durante el juego NO está bien ni forma parte de la actividad. Pregúntale si está de acuerdo con que intervengas en el asunto y le ayudes a solucionar el problema para que pueda continuar jugando lo que ama sin ser acosado. Habla con él para que entienda que quieres ayudarlo, no ponerlo en ridículo.

  2. Habla con el entrenador de tu hijo sobre lo que sucede, aunque no debes hacerlo en el transcurso del entrenamiento, cuando el acoso tiene lugar. Deja que los árbitros hagan su trabajo. Si empujan a tu hijo y ellos no hacen algo para detenerlo, habla con el entrenador y los árbitros cuando termine el juego. Tal vez no lo vieron. Muchas cosas suceden durante un partido de fútbol, por lo que es posible que no se dieran cuenta.

  3. Habla con los papás de los compañeros de tu hijo para comprobar si ven lo que tú estás viendo. Si es un niño en particular quien empuja repetidas veces, existe una alta probabilidad de que otros padres lo hayan notado.

  4. Habla tranquilamente con los padres del niño que empuja a tu hijo: pregúntales si se dan cuenta de lo que sucede y si podrían hablar con su hijo al respecto.

  5. Habla con tu hijo sobre cómo manejar el acoso cuando le suceda tanto en el fútbol como en cualquier otra parte. Explícale la enorme importancia de mantener la calma y no enojarse. Puede respirar profundamente o contar hasta diez para mantenerse tranquilo. Dile que evite al acosador tanto como pueda y asegúrate de que sepa que siempre puede recurrir y contarte lo que pasa tanto a ti como a su entrenador, maestro u otro adulto.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por karly silva