Cómo lidiar con los antojos al estar a dieta

Cuando te pones a dieta, los antojos son casi siempre inevitables. El alcance de estos antojos depende de la gravedad de los cambios en tus hábitos alimenticios. Alcanzar el éxito de la pérdida de peso significa encontrar una manera de hacer frente a tus antojos. Ya sea que tu antojo sea de chocolate o las patatas fritas, puedes ir más allá de tu deseo y seguir hacia adelante hasta que cumplas con tu meta de pérdida de peso final.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Bebe agua cuando te atacan los antojos. El agua es un supresor del apetito muy eficaz. Cuando tu cuerpo te está diciendo que tiene hambre de un determinado alimento, bebe un vaso de 8 oz. de agua y espera 10 minutos. El hambre y el deseo deben desaparecer.

  2. Consume comidas pequeñas durante el día. En lugar de tres comidas grandes al día, come de cinco a seis pequeñas cada tres o cuatro horas, tal como sugiere University of Maryland Medical Center. Esto detiene el hambre y evita que los niveles de azúcar en la sangre bajen demasiado. Mantener el azúcar en sangre estable es clave para controlar tu deseo de bocadillos altos en azúcar y alto contenido calórico.

  3. Reduce el consumo de alimentos procesados. Los alimentos procesados ​​contienen exceso de azúcar, sodio y grasa, lo que aumenta tu dependencia de alimentos no saludables. La reducción del consumo de alimentos procesados ​​y congelados y el aumento de la ingesta de azúcares naturales de frutas puede reducir tus antojos mientras haces dieta.

  4. Haz ejercicio durante 30 minutos al día. El ejercicio ayuda a controlar el impulso de comer por medio de la liberación de endorfinas en el torrente sanguíneo. Tu estado de ánimo puede influir en tu deseo de comer, y las endorfinas tienen un efecto positivo sobre tu estado de ánimo. Si se producen los antojos en momentos concretos del día, alinea tus rutinas de ejercicio con estos tiempos.

  5. Date la oportunidad de disfrutar de tus comidas favoritas. TheDietChannel explica que nunca debes decirte a ti mismo que no puedes consumir un determinado alimento o alimentos nuevamente. Esto conduce a un deseo automático. La clave es permitirse que un capricho una vez a la semana o cada dos semanas y disfrutarlo con moderación.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah rice myers | Traducido por verónica sánchez fang