Cómo lidiar con las ampollas después de correr

Si has estado corriendo durante cierto tiempo, probablemente has lidiado con las ampollas, que se desarrollan debido a la fricción entre tu piel y el calzado. En primer lugar, utilizar los zapatos y calcetines adecuados puede ayudarte a prevenir que se formen. Sin embargo, si ya tienes una ampolla, cuidarla adecuadamente te ayudará a regresar a la pista, o caminadora, lo más pronto posible. Aunque muchas personas revientan las ampollas para drenarlas, la piel sana debe permanecer intacta para tener una curación óptima.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Toalla de papel o toalla limpia
  • Vendajes hidrocoloides

Instrucciones

    Cómo tratar las ampollas utilizando vendajes hidrocoloides

  1. Lávate las manos y luego la ampolla con jabón líquido y agua tibia tan pronto como empiece a formarse. Seca tu piel con una toalla de papel o toalla limpia.

  2. Calienta un vendaje hidrocoloidal entre tus manos para ayudarlo a adherirse a tu piel.

  3. Retira la parte trasera del vendaje. Mantén el lado adhesivo hacia abajo.

  4. Coloca los vendajes para que se extiendan sobre la ampolla, con el lado adhesivo hacia abajo. Presiona el resto del vendaje con suavidad sobre tu piel hasta que se adhiera todo alrededor.

  5. Deja el vendaje durante tres a siete días. Podrás bañarte sin que se caiga.

  6. Quita el vendaje hidrocoloide cuando empiece a despegarse por sí solo. Retíralo con suavidad desde los lados para evitar tirar de la ampolla.

  7. Lava tus manos y la ampolla y aplica otro vendaje. Repite el proceso hasta que sane la ampolla.

Consejos y advertencias

  • Los vendajes hidrocoloides formarán un gel blanco sobre la ampolla a medida que absorbe su fluido. Esto es normal y no significa que tienes que quitarlo.
  • Para evitar que se formen las ampollas, usa zapatos que te ajusten bien. Entre tu dedo gordo y el extremo superior del zapato, debes tener un espacio del tamaño del ancho de tu pulgar. Cuando vayas a comprar zapatos nuevos para correr, pruébatelos en la hoce, ya que tus pies suelen hincharse durante el día.
  • Aplica vaselina u otro tipo de lubricante a tus talones y dedos antes de correr distancias largas. Esto ayuda a reducir la fricción que produce las ampollas.
  • Consulta a un médico si tu ampolla crece o se inflama. El doctor puede drenar la ampolla con una aguja esterilizada y aplicar un vendaje estéril para prevenir una infección.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por mayra nava