Cómo lidiar con adolescentes insoportables

Tu adolescente puede ser difícil de manejar en muchas maneras. Podría estar constantemente en desacuerdo contigo y buscar peleas, podría desobedecer por completo las reglas y dejar que te preocupes por que tus peores temores se hagan realidad, o puede ser una combinación de ambas. No importa lo difícil de manejar que sea tu hijo, puedes ayudarlo con su comportamiento mediante el establecimiento de reglas estrictas, la aplicación de consecuencias y la apertura de las líneas de comunicación. Cambiar su comportamiento en relación con la disciplina es una forma de cambiar su comportamiento incontrolable.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Programa un tiempo para sentarte y hablar con tu hijo sobre las reglas y las expectativas que tienes en tu casa. Permitir a tu hijo ayudarte a crear y cambiar las reglas para adaptarse mejor a tu familia probablemente lo hará más manejable en cuanto a su comportamiento, porque así verá las reglas justas y equitativas, de acuerdo con WebMD. Ten en cuenta que si bien puedes renunciar a ciertas reglas para que ambos estén satisfechos con el producto final, eres es el padre y la última palabra es tuya le guste a tu hijo o no.

  2. Haz cumplir las consecuencias cada vez el comportamiento de tu hijo sea difícil de manejar, pero no lo castigues cuando estés en el calor de una discusión o excepcionalmente enojado, informa la American Academy of Pediatrics. Cuando tu hijo tiene un comportamiento difícil de manejar, es más probable que trates de imponer castigos injustos y severos que lo que menos hacen es enseñar a tu hijo a comportarse adecuadamente y provoca que se convierta en algo aún más difícil de manejar.

  3. El recurso a los castigos más difícil si tu hijo no puede demostrar que él puede cambiar su comportamiento incontrolable. Según la American Academy of Pediatrics, se puede castigar a tu hijo por comportarse mal, quitándole algo importante, como la libertad de ir con la familia a unas vacaciones que haya estado esperando o un viaje que esté planeando tomar con amigos. La clave aquí es asegurarte de que tu castigo no arruine el viaje o evento para toda la familia, sino sólo para tu hijo inmanejable.

  4. Involúcrate tanto como sea posible en la vida de tu hijo, de acuerdo con WebMD. Puedes prevenir el comportamiento difícil de manejar estando un paso por delante de él. Conoce a los amigos de tu adolescente, padres, profesores, entrenadores, y no faltes a sus grandes eventos, tales como competiciones y juegos. Al saber dónde está y con quién está, puedes limitar la cantidad de tiempo que tu hijo tiene para comportarse inmanejablemente, incluso si es sólo porque sabe que tienes mayor probabilidad de descubrir lo que hace ahora que estás en contacto regular con todos los miembros de su círculo social.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por sandra magali chávez esqueda