Cómo lidiar con un adolescente con problemas relacionales

El amor adolescente puede ser una experiencia poderosa para tu hijo, con cada compañero conociéndose el uno al otro mientras intentan imponer límites cómodos. También puede ser cansador para los padres cuando las relaciones adolescentes se van de control. Los adolescentes usualmente intenta averiguar como manejar los desacuerdos y problemas en una relación, y los padres deben ser excelentes modelos a seguir para aprender estas habilidades. Aunque tu hijo necesita aprender a resolver sus propios problemas relacionales, puedes ofrecerle consejo y guía para ayudarlo en el camino.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Busca cualquier señal de que tu hijo está molesto sobre un problema relacional. ¿Tu hija suele estar inusualmente molesta o enojada después de hablar con su novio? Pregúntale si algo anda mal y si hay algo que puedas hacer para ayudar. Si ella no quiere hablar, hazle saber que tu estas disponible cuando ella quiera discutir el problema, dice KidsHealth. Si ella quiere hablar, debes estar disponible a para la discusión.

  2. Evita decir cosas negativas sobre el novio de tu hija si ella elige hablar sobre sus problemas relacionales, aconseja la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría). Hacer algo así podría causar una brecha entre tu y tu hija. En lugar de eso, escucha lo que tenga que decir y trata su problema relacional como algo serio, incluso si no lo sientes así.

  3. Comparte historias que tengas sobre problemas similares a los que tu hija está experimentando en este momento en su relación. ¿Cómo lo resolviste? ¿Cómo está pensando ella en resolver el problema? Mantén una presencia sin prejuicios si importar como esté ella pensando en resolver el problema. Evita criticarla o su proceso de pensamiento. En vez de eso, haz preguntas sobre cómo piensa resolver este problema en particular de la mejor manera, aconseja KidsHealth.

  4. Provee un lugar seguro para que tu hija pueda compartir sus pensamientos e ideas, pero recuerda que el problema es para que ella lo resuelva, aconseja el Boston Childen´s Hospital Center for Young Women´s Health (Centro para la salubridad de mujeres jóvenes del Hospital de Boston para niños). Manejar sus propios problemas es una lección de vida importante que la ayudará a manejar problemas relacionales en el futuro. No la empujes a resolver el problema de la forma que tu crees que debería hacerlo, déjala tomar sus propias decisiones con tu guía.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por lautaro rubertone