Cómo lidiar con la adicción a las drogas de un esposo

Cuando una persona cercana a ti, como por ejemplo tu marido, sucumbe a la adicción a las drogas, las consecuencias pueden ser devastadoras. Tu esposo se arriesga a perder su trabajo y a volverse incapaz de criar a tus hijos, además de que quizá se desprenda de la relación que tiene contigo, empiece a pasar cada vez más tiempo fuera de casa y posiblemente se exponga a situaciones de peligro. La National Mental Health Association informó que en el año 2000 3,6 millones de personas cumplieron con los criterios de diagnóstico de salud mental por medio de los cuales puede considerárselas dependientes de drogas ilícitas. Es posible que te sientas acorralada y como si fueras la única persona que debe lidiar con este problema, pero la realidad es que las drogas son muy poderosas y han llegado a arraigarse en las vidas de una enorme cantidad de gente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Protégete a ti misma. Tener un marido adicto a las drogas puede hacer que tengas un mayor riesgo de sufrir de violencia doméstica, acoso de los vendedores de drogas, problemas financieros y complicaciones graves de salud. Procura tener siempre un lugar seguro a donde ir cuando tu marido esté intoxicado. Evita interactuar con él y no trates de discutir ningún tema en ese momento. Busca tener una fuente de ingresos que sea sólo tuya y no compartas cuentas bancarias con tu esposo. Si sospechas que algún traficante o vendedor de drogas puede entrar a tu casa, llama a la policía. Usa protección cuando participes en actividades sexuales con tu marido, particularmente si él usa agujas durante sus sesiones de consumo. Esto te permitirá disminuir la probabilidad de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

  2. Habla con tu esposo acerca de su adicción cuando esté sobrio. Explícale cómo su hábito está afectando de manera negativa la relación que hay entre ustedes. Dile que tienes miedo de que las drogas lo enfermen, lo pongan al borde la muerte o lo hagan a herir a alguien más. De acuerdo con la National Mental Health Association, 14.000 estadounidenses pierden la vida cada año debido al abuso de drogas.

  3. Pídele que te deje buscar ayuda. Muchas organizaciones de salud informan que existe un gran número de opciones de tratamiento diferentes para ayudar a una persona adicta a las drogas. Entre las más comunes se encuentran los programas ambulatorios y de hospitalización, que permiten que la persona alcance la sobriedad y la mantenga. Habla con él de las diferentes opciones de tratamiento y sugiérele hablar con un médico acerca de cómo obtener una referencia de determinado tratamiento.

  4. Involucra a otras personas que estén cerca y que también se preocupen por tu esposo. Haz que otras personas de confianza estén al tanto de su problema de abuso de drogas. Pídeles que le ofrezcan su apoyo, y si él aún no está en tratamiento, haz que lo alienten a iniciarlo cuanto antes.

Consejos y advertencias

  • Si tu esposo no está de acuerdo con la idea de dejar de consumir drogas, quizá sea hora de que evalúes si puedes permanecer en la relación. Si hay niños involucrados, es necesario que te alejes con ellos hasta que él decida que quiere lograr la sobriedad. Esto garantizará la seguridad de tus hijos y la tuya.

Más galerías de fotos



Escrito por alia butler | Traducido por pei pei