Cómo librarte de la grasa del embarazo en la parte inferior del estómago

Librarte de tu panza requiere enfoque, pero puedes hacer progresos con el plan correcto. Si has mantenido más peso de adolescente que la mayoría o acabas de tener un bebé, tu cuerpo ha mostrado que es capaz de cambiar: y ese cambio puede continuar. Puede llevar de seis meses a un año conseguir que tus abdominales queden tan planos como sea posible, pero una dieta bien equilibrada, la combinación correcta de ejercicio y una perspectiva saludable pueden hacer una diferencia.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

    .

  1. Planea una dieta saludable. Puedes perder peso de forma natural primero en un sitio, pero es poco probable que te deshagas de grasa del embarazo en los abdominales inferiores sólo porque es lo que quieres reducir antes. Necesitas una dieta de pérdida de grasa general. Si estás amamantando, necesitas alrededor de 500 calorías diarias más de las que consumías antes del embarazo. Las mujeres jóvenes necesitan alrededor de 1.800 calorías y los hombres jóvenes alrededor de 2.200 al día. El entrenador Josh Schlottman recomienda proteína magra y comidas altas en fibra con grasas saludables, como aguacates, almendras, salmón salvaje, aceite de oliva, huevos y verdura de hoja verde. Comparte que el té verde también mejora tu metabolismo.

  2. Reduce el estrés. Tu cuerpo produce cortisol cuando estás estresado. El cortisol incrementa las necesidades de azúcar y se almacena en las células grasas de la zona abdominal inferior. Cuando el estrés se hace crónico, ocurren cambios celulares; en términos simples, desarrollas y mantienes la grasa de la zona baja de tu barriga. Túmbate sobre tu espalda con los pies apoyados en el suelo y las rodillas dobladas. Respira inspirando y expirando, masajeando la barriga para reducir tensión muscular alrededor del ombligo que afecta al cuerpo entero. El efecto es holístico; frotar la barriga no reduce grasa. El ejercicio consciente, como el yoga y el tai chi, también ayuda.

  3. Incorpora entrenamientos de cardio en tu régimen de ejercicio. La única forma de reducir grasa es quemar más calorías de las que consumes. Líbrate de la grasa del embarazo en tus abdominales inferiores añadiendo 30 minutos de cardio a tu estilo de vida al menos tres veces por semana; esto también ayudará a reducir el estrés. Los entrenamientos que se centran en los músculos centrales son los más efectivos. La entrenadora Story Elizabeth Maley recomienda correr en la cinta, usar la máquina elíptica y la de remo 10 minutos cada una, para mantener tu ritmo cardíaco elevado y tus músculos en estado de reto. Hacer ciclismo, kickboxing y tenis también es algo genial.

  4. Entrena por puntos tus abdominales inferiores. No reducirás la grasa del embarazo de tu estómago inferior haciendo sentadillas, pero tonificarás el área, de modo que cuando empieces a perder una cantidad de grasa notable, tendrás una sección media tonificada. Haz algunos abdominales (tres sets de ocho cada dos días ayudará) y haz un ejercicio de tonificación isométrica de la barriga, como la postura del bote. Siéntate en una alfombrilla con los brazos y las piernas extendidos. Dobla las rodillas a la mitad con los abdominales contraídos y los brazos como si alcanzaras unos remos. Respira de manera uniforme y mantén la postura hasta un minuto.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel moran | Traducido por natalia navarro