Cómo librarte de los dedos regordetes

Ya sea que estés leyendo un libro, escribiendo, haciendo las tareas domésticas o cuidando tu jardín, es muy probable que mires tus manos varias veces a lo largo del día. Si tus dedos son más regordetes de lo que quisieras, esto puede causarte angustia desde el momento en que despiertas y los ves apagando la alarma del reloj, hasta el momento en que vuelves a la cama y usas los mismos punteros rechonchos para ajustarla de nuevo. Sin embargo, puedes hacer algunas cosas para conseguir unos dedos delgados y tonificados que sean dignos de tus miradas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Disminuye tu consumo de sodio eliminando el salero de la mesa, utilizando hierbas para dar sabor a la comida y cambiando los alimentos procesados por opciones naturales. Entre más sodio ingieras, más agua retendrá tu cuerpo, lo que hará que tus dedos sean más regordetes de lo que deberían ser. Según los Centers for Disease Control and Prevention, no debes consumir más de 2.300 miligramos de sodio por día, y esta cantidad se reduce a tan sólo 1.500 miligramos si sufres de presión arterial alta, diabetes o una enfermedad renal, o si eres afroestadounidense o tienes más de 51 años de edad.

  2. Pierde el exceso de grasa en tu cuerpo a través de una dieta saludable. Cuando sobrellevas exceso de peso en otras áreas de tu cuerpo, es probable que también lo tengas en los dedos. Come proteínas magras (incluyendo nueces y semillas), frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa. Cocínalos utilizando métodos saludables, como al vapor y al horno, y elige siempre las opciones naturales por encima de las procesadas.

  3. Haz ejercicio 30 minutos al día, cinco o seis días a la semana, para perder peso. Realiza entrenamiento de fuerza y ejercicios de ​​flexibilidad para disfrutar de una condición física adecuada, con lo que tus dedos serán más delgados. Trata de crear un déficit calórico de 500 calorías al día (o 3.500 a la semana) consumiendo menos y quemando más calorías a través de la actividad. De acuerdo con los Centers for Disease Control, 3.500 calorías equivalen a 1 libra (0,45 kg), por lo que al crear un déficit calórico de 3.500 calorías, perderás 1 libra (0,45 kg) a la semana. Bajar de peso en todo el cuerpo te ayudará a reducir el tamaño de tus dedos.

  4. Haz que tus dedos estén en movimiento. Para evitar que se hinchen y parezcan pequeñas salchichas, ejercítalos de la misma manera en que ejercitas tu cuerpo. Por ejemplo, compra una pelota antiestrés y apriétala con frecuencia. Haz el compromiso de ejercitar tus dedos dos o tres minutos a la vez, dos o tres veces al día. No solo notarás una mayor fuerza cuando hagas algo que requiera el uso de tus manos, sino que tus dedos también se harán más pequeños.

Más galerías de fotos



Escrito por christina debusk | Traducido por josé antonio palafox