Cómo librarse de la grasa en los pectorales

Si el término "senos de hombre" te viene a la cabeza cuando miras hacia abajo en tu pecho, lo más probable es que no te sientas muy feliz. Aunque los músculos pectorales se asocian a menudo con los hombres, el exceso de grasa en el área del pecho puede afectar a ambos sexos. Para librarse de ella, se requiere de una aproximación de cuerpo completo, debido a que no puedes elegir de cuáles áreas quieres perder grasa. Cuando la grasa de tu cuerpo en general se reduce, también desaparecerá esa desagradable grasa de los pectorales.

Suda y quema calorías

Deberás incluir ejercicio cardiovascular moderado en tu agenda la mayoría de los días de la semana. Centers for Disease Control and Prevention recomiendan sudar por 300 minutos a la semana para una pérdida de peso óptima. El ejercicio cardiovascular quema calorías y reduce la grasa, incluyendo la grasa del pecho. El caminar de manera enérgica y andar en bicicleta son buenas formas de ejercicio cardiovascular, así como el ejercicio cardiovascular intensivo para el pecho, como nadar, remar, un juego de tenis o el uso de una máquina elíptica con brazos móviles.

Crear músculo y acelerar el metabolismo

Prioriza el entrenamiento de fortalecimiento por lo menos dos días a la semana. Además de fortalecer y definir tus músculos, el entrenamiento de fortalecimiento acelera tu tasa de metabolismo en reposo, de manera que podrás quemar grasa aún mientras duermes. Para lograr óptimos resultados, trabaja todos tus grupos musculares principales e incluye preses de banca con mancuernas, ejercicios tipo "mariposa" en una máquina pec deck y ejercicios cruzados con cable y flexión hacia adelante, estos son algunos de los ejercicios para el pecho más efectivos, de acuerdo con un estudio realizado por el American Council on Exercise.

Transforma tu dieta

Aunque el ejercicio puede ayudarte a quemar grasa, si estás comiendo de manera poco saludable y consumes demasiadas calorías, nunca verás resultados. Tendrás que ajustar tu dieta para que contribuya a tus esfuerzos. Se requiere de un déficit diario de 500 calorías para poder perder una libra a la semana. Evita el azúcar, el colesterol, la sal y las grasas saturadas y trans. Enfócate en consumir lácteos bajos en grasa o sin grasas, proteínas magras, granos enteros y vegetales y frutas. Opta por alimentos bajos en calorías en lugar de alimentos altos en calorías y come porciones más pequeñas para reducir tu consumo calórico. Lee las etiquetas de los alimentos para determinar el contenido nutricional y sigue un diario de comidas, de manera que puedas monitorear tus hábitos y progreso.

Cosas a considerar

Al perder grasa y fortalecer tus músculos pectorales, tu pecho deberá parecer más fuerte y tonificado. En las mujeres, este efecto tonificador puede resultar en una talla de pecho mayor y más apoyo para los senos. La talla de busto no se incrementará y, debido a la reducción de grasa, incluso puede parecer más pequeño. Mantener una buena postura y echar tus hombros hacia atrás y hacia abajo puede mejorar la apariencia de tus pechos. Antes de comenzar una nueva dieta o rutina de ejercicio, visita a tu médico, especialmente si sufres de algún problema de salud o lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por reyes valdes