La ley de Florida sobre el requisito de peso y altura para sistemas de retención infantil

Los sistemas de retención infantil son muy importantes cuando se trata de conducir junto con tus hijos, especialmente teniendo en cuenta que los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte de niños entre las edades de 1 y 12 en los Estados Unidos, según la National Highway Traffic Safety Administration. Las leyes sobre sistemas de retención infantil varían de estado a estado, pero la Florida tiene una de las leyes más permisivas de la nación. Mientras que algunos estados utilizan los requisitos de altura y peso, las leyes de retención de niños de la Florida usan sólo la edad.

Menores de 3

Los bebés deben viajar en un asiento infantil orientado hacia atrás hasta que tengan al menos 1 año de edad y un peso mínimo de 20 libras (9 kg). El asiento de seguridad debe estar reclinado semi-verticalmente en un ángulo no mayor de 45 grados. Una vez que el niño llega a las recomendaciones establecidas por el estado de mirar hacia atrás, todavía debes colocar a todo niño menor de 3 en un asiento de seguridad o asiento de seguridad infantil integrado por fabricante del vehículo. Siempre se deben colocar asientos de seguridad para niños en el asiento trasero.

Edades 4 a 5

De acuerdo con la ley del estado de Florida, puedes colocar a los niños entre las edades de 4 y 5 en un asiento de seguridad o usar el cinturón de seguridad regular para contenerlos. Aunque el estado recomienda un asiento elevado si el cinturón de regazo y hombro no se ajustan correctamente, este no es necesario. El estado también recomienda que los niños entre 40 y 80 libras (18 y 36 kg) y menos de 4 pies 9 pulgadas (145 cm) viajen en un asiento elevado, pero éstas son sólo recomendaciones, no requisitos.

Recomendaciones de la American Academy of Pediatrics

Es importante tener en cuenta que la American Academy of Pediatrics (AAP) y la National Transportation Safety Board (NTSB) tienen recomendaciones mucho más estrictas que las que requiere la ley de Florida. La NTSB recomienda que los niños utilicen un sistema de retención infantil o asiento elevado hasta los 8 años. La AAP lleva un paso más allá y recomienda el uso de un asiento elevado hasta que los niños hayan alcanzado una altura de 4 pies y 9 pulgadas (145 cm), por lo general entre las edades de 8 y 12. La AAP también recomienda que los lactantes y los niños pequeños permanezcan mirando hacia atrás hasta que tengan 2 años de edad o lleguen al mayor peso y altura permitida para esta posición en su asiento de seguridad. Después, los niños deben permanecer en un asiento orientado hacia delante con un arnés hasta que lleguen al mayor peso y altura permitida por el fabricante del asiento de seguridad antes de trasladarse a un asiento elevado.

Consideraciones

Independientemente de las leyes estatales, a la hora de comprar una sistema de retención infantil, considera la altura, el peso y la edad de tu hijo, así como el diseño del vehículo. Además, sigue todas las instrucciones de instalación en el manual de instrucciones para asegurarte de instalar el asiento correctamente. Si no estás seguro si lo estás instalado correctamente, muchos departamentos locales de salud, los hospitales, los servicios policiales y bomberos han certificado técnicos de seguridad infantil que pueden ayudarte. Comprueba siempre los límites de altura y peso indicados por el fabricante del asiento de seguridad.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara runzel | Traducido por vanina frickel