¿Levantar pesos es bueno para los niños?

Enseñar a un niño a levantar pesos con seguridad y adecuadamente puede comenzar su camino hacia hábitos saludables. El levantamiento de pesas o el entrenamiento de fuerza, implica frecuentes repeticiones con cantidades moderadas de peso, así como ejercicios de resistencia e isométricos. Esto ayuda a hacer crecer los músculos del niño, que puede ayudar en el bienestar físico y emocional.

Beneficios

Si tu hijo participa en deportes, el entrenamiento de fuerza puede ayudarle a aumentar la resistencia, proteger sus músculos y articulaciones de las lesiones y mejorar su rendimiento, según el sitio web de la Clínica Mayo. Incluso si tu hijo no está involucrado en los deportes, el levantamiento de pesas puede ayudarle a tener huesos fuertes y niveles de presión arterial y colesterol saludables, un metabolismo más rápido y una mayor autoestima.

Conoce la diferencia

El entrenamiento de fuerza es saludable para un niño. El culturismo y levantamiento de pesas, que se centran en la competencia, pueden ser peligrosos. La intensidad de culturismo y powerlifting pone la tensión en los músculos del niño, los tendones y los cartílagos de crecimiento, que no se han convertido en hueso. Estas actividades son aún más peligrosas cuando el niño no utiliza la técnica adecuada en un intento de levantar pesos grandes. Si tu hijo comienza una rutina de entrenamiento de fuerza, explícale la diferencia entre su nueva actividad y el culturismo. Haz hincapié en el aspecto de la seguridad y el objetivo de mejorar su fuerza muscular, en lugar de vencer a otros levantadores de pesas.

Cuándo comenzar

El levantamiento de pesas es bueno para los niños, pero no cuando son demasiado jóvenes. Los niños más pequeños no tienen la madurez necesaria para utilizar la técnica adecuada, y el levantamiento de pesas puede lesionarlos fácilmente. Alrededor de los 8 años de edad, muchos niños pueden captar el concepto de entrenamiento de fuerza y trabajarlo dentro de su estilo de vida activo. Consulta con el médico de tu hijo antes de comenzar un programa de fuerza, sobre todo si el niño tiene un problema de salud conocido o sospechado, como la presión arterial alta o una enfermedad del corazón.

Técnica adecuada

Con el fin de evitar lesiones, asegúrate de que tu hijo sepa la técnica de levantamiento adecuada. Puedes contratar a un entrenador personal que se especialice en el entrenamiento de fuerza con los niños. El entrenador puede crear un programa adaptado a la edad del niño, el tamaño, las habilidades y el interés en deportes que también son seguros y eficaces. Mientras el niño está levantando pesas, siempre debe ser supervisado por un adulto. Mira para asegurarte de que está levantando las pesas correctamente, usando la cantidad adecuada de peso y que incluye un calentamiento y enfriamiento en su programa.

Cantidad de peso

La cantidad de peso que un niño debe utilizar depende de su tamaño y nivel de fuerza. Levantar demasiado peso no es seguro para los niños, ya que puede causar lesiones. Ayuda al niño a seleccionar un peso que pueda levantar con la técnica adecuada, al menos de ocho a 15 veces. Si eso no es posible, el peso es demasiado pesado. A veces es más apropiado para el niño hacer ejercicios sin resistencia. Cuando ha aprendido la forma correcta de hacer el ejercicio, entonces puede añadir pesas, bandas o peso corporal. A medida que se hace mayor y más fuerte, puede levantar más peso. Pregunta a un profesional cuánto peso debería levantar tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por arcelia gutiérrez