Cómo levantar pesas si padeces el síndrome del túnel carpiano

El National Institute of Neurological Disorders and Stroke define al síndrome del túnel carpiano como una enfermedad en la que la presión excesiva en el nervio mediano da como resultado dolor, hormigueo y entumecimiento en la palma de la mano y los dedos. Si bien el síndrome del túnel carpiano no es una amenaza para la vida este puede interferir con las actividades de la vida diaria, incluyendo el entrenamiento de resistencia. Considera el uso de una abrazadera de apoyo para garantizar resultados óptimos al levantar pesas al sufrir de este síndrome. Una adecuada atención posterior al ejercicio también puede ser útil para evitar agravar la condición.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Una abrazadera para la muñeca especial para el túnel carpiano
  • Un paquete de hielo
  • Una toalla/ropa

Instrucciones

  1. Busca ayuda médica como lo indica el American College of Sports Medicine. Aunque la mayoría de las personas que han sido diagnosticadas con el síndrome del túnel carpiano recibirán la autorización para levantar pesas, aquellos con casos extremos de esta enfermedad pueden ser advertidos para evitar todas las actividades que ejerzan una presión excesiva en la muñeca, incluyendo el entrenamiento de resistencia. El no cumplir con estas recomendaciones puede dar como resultado un daño permanente en el nervio mediano, lo que puede requerir cirugía invasiva. Sé honesto con tu doctor con respecto a los detalles de tu rutina de ejercicios para recibir el mejor cuidado posible para tu caso específico de síndrome del túnel carpiano.

  2. Usa dispositivos de apoyo adecuados para evitar la flexión de la muñeca. De acuerdo al American College of Sports Medicine, el no mantener la rigidez de la muñeca durante el levantamiento de pesas puede ocasionar un incremento en la presión del nervio mediano, lo que a su vez puede exacerbar los síntomas del túnel carpiano. Las personas que han sido diagnosticadas con el síndrome del túnel carpiano pueden obtener una abrazadera de soporte mediante su doctor. Asegúrate de que la abrazadera te quede bien y que se ajuste correctamente alrededor de tu muñeca para obtener el mayor soporte posible al participar en un programa de entrenamiento de resistencia.

  3. Ejercítate con moderación. En la mayoría de los casos mientras más difícil sea el ejercicio de entrenamiento de resistencia más presión será ejercida en el nervio mediano, no solamente debido al exceso de peso, sino también por el incremento en el flujo sanguíneo que ocurre durante el entrenamiento de resistencia. Usar la "prueba del habla" puede ser una forma efectiva de mantener tu ejercicio en un nivel moderado, indica Centers for Disease Control and Prevention. Si puedes hablar pero no cantar mientras levantas pesas, literalmente estarás manteniendo tu entrenamiento de resistencia en un nivel moderado.

  4. Coloca hielo en tus muñecas después del entrenamiento de resistencia. De acuerdo al ACSM, colocar hielo en tus muñecas después de un entrenamiento con pesas reducirá la inflamación que puede ocurrir como resultado de la actividad, además de disminuir la presión en el nervio mediano. Mantén un paquete de hielo en la muñeca que padezca del síndrome del túnel carpiano durante al menos 20 minutos para garantizar resultados óptimos en la reducción de la inflamación. Envuelve una toalla seca u otra prenda alrededor del paquete de hielo para evitar las quemaduras en la piel que pueden ocurrir como resultado del contacto con el producto congelado.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn vera | Traducido por juliana star