Al levantar pesas, cuándo inhalas y exhalas

Cuando te concentras en estar en forma y luchas para levantar pesas, puedes olvidarte de la respiración. Pero los músculos necesitan el oxígeno de la sangre para funcionar, y la mala respiración puede dificultar la actividad, o hasta interferir con el acceso de la sangre al corazón. Tomarte el tiempo para practicar cómo respirar puede ser el primer paso para mejorar la calidad de tus entrenamientos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Prepárate para levantar peso adoptando la postura correcta para el ejercicio. Mientras te pones en posición, respira despacio. El estómago debe inflarse si estás respirando como debes. Evita mantener la respiración, pero asegúrate de no hiperventilarte o respirar "por la mitad". Puede ayudar si cuentas hasta 10 mientras inhalas.

  2. Levanta la pesa. A medida que haces el esfuerzo, exhala despacio. Los principiantes, algunas veces, liberan todo el aire rápido, pero es mucho más eficiente exhalar de a poco mientras cuentas hasta 10. A medida que lo haces, el estómago debe meterse hacia adentro, porque estás eliminando aire. Trata de hacer que la respiración coincida con los movimientos, para terminar con el esfuerzo de levantar mientras exhalas.

  3. Vuelve a inhalar cuando vuelves a bajar la pesa al suelo. Si la sostendrás durante un rato, es posible que debas respirar varias veces durante el esfuerzo. Asegúrate de estar siempre inhalando antes de levantar, y trata de concientizar la respiración y desacelerarla mientras sostienes la pesa.

Consejos y advertencias

  • Si eres principiante o tienes algún problema respiratorio, habla con el médico antes de iniciar una rutina nueva.
  • Si no inhalas la cantidad suficiente de aire mientras levantas pesas, puedes generar presión en el pecho. Esta puede reducir el acceso de la sangre al corazón, causando un desmayo u otro problema más grave, como un paro cardíaco.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por pilar celano