Cómo levantar y doblar con un disco herniado

Una encuesta realizada en el 2012 por la American Physical Therapy Association encontró que el 61 por ciento de los estadounidenses han tenido un episodio de dolor de espalda baja. Un sorprendente 69 por ciento indicó que el dolor era lo suficientemente grave como para afectar sus rutinas diarias. La hernia de disco es una de las muchas causas posibles para el dolor de espalda baja. La condición puede ser debilitante si se ejerce presión sobre los nervios cuando salen de la columna vertebral. Evitar la flexión y usar técnicas apropiadas de levantamiento ayuda a prevenir la agravación del disco herniado.

Anatomía de la columna vertebral

La columna vertebral está formada por 33 huesos llamados vértebras, que albergan la médula espinal. Entre las vértebras existe un cojín conocido como disco intervertebral. El disco tiene dos componentes: una capa externa fibrosa y una capa gelatinosa interna. Cuando la capa exterior se desgasta por el uso excesivo o se daña debido a una lesión, la capa de gelatina del interior es libre de moverse. Una hernia se produce cuando el disco ya no se encuentra donde debe estar. Puede tomar la forma de una protuberancia, donde una pequeña sección del disco se estira y se sale de su posición. También puede ser una ruptura en donde se rompe la capa fibrosa, permitiendo que la capa de gelatina se escape fuera del disco. En ambos casos, el disco desplazado puede crear presión sobre los nervios que entran y salen de la columna vertebral. Esto puede dar lugar al entumecimiento, debilidad y pérdida de reflejos.

Hernia de disco

Los discos pueden sobresalir o romperse en cualquier dirección. Sin embargo, los discos a la larga se rompen hacia la parte posterior o hacia tu espalda. Es raro que un disco se rompa o sobresalga hacia delante o hacia adentro. Sin embargo, una ruptura anterior puede crear presión sobre la médula espinal. Si tienes un disco roto o una hernia anterior, busca guía de tu proveedor de atención médica inmediatamente.

Doblarse y postura

Supervisar tu posición de la espalda es fundamental para controlar el dolor y los síntomas de una hernia de disco. Inclinarte hacia adelante desde la cintura aumenta la presión en la parte frontal de la columna vertebral si tienes una hernia de disco posterior. Esto da lugar a que el material del disco entre aún más en movimiento posterior, a menudo provocando síntomas. Inclinarte hacia delante es el enemigo con una hernia discal posterior y se debe evitar tanto como sea posible. En lugar de inclinarte hacia delante para atarte los zapatos o ponerte los calcetines, lleva el pie hacia tu cuerpo. Mejor aún, usa mocasines o zapatos que no requieran fijación. Pide a los demás que te ayuden, si es necesario, para evitar la flexión hacia adelante. La flexión de la columna vertebral se produce en cualquier momento que no estás manteniendo la curva normal de la espalda. Sentado o de pie en una posición encorvada crea una curvatura en la columna vertebral, lo que puede agravar tus síntomas. Siempre que estés sentado o de pie, hazlo con una postura erguida. Puedes comprar un soporte lumbar para mejorar la posición de la espalda si te sientas durante largos períodos de tiempo en el trabajo o tienes un largo viaje.

Levantamiento

La técnica apropiada de levantamiento es esencial si tienes una hernia de disco. Nunca dobles la cintura y siempre utiliza tus piernas para dar impulso a tu levantamiento. Ponte en cuclillas o de rodillas con la espalda recta para recoger un objeto. Meter la barbilla hacia el pecho te ayudará a mantener la postura correcta. Una vez que tengas el elemento de forma segura en la mano, empuja hacia arriba con los músculos de las piernas. Pregunta a tu proveedor de atención médica sobre la cantidad de peso que puedes levantar con seguridad y no superes esta cantidad.

Cuándo se debe buscar atención médica

Las hernias discales suelen mejorar sin atención médica. Sin embargo, una evaluación médica ayuda a determinar la causa de tus síntomas. Si tus síntomas son graves o si tienes debilidad o entumecimiento, consulta a tu médico de inmediato. Siempre sigue las instrucciones de tu proveedor de atención médica sobre el movimiento seguro con una hernia de disco.

Más galerías de fotos



Escrito por mary tolley rhodes | Traducido por vanina frickel