Levantamientos y tendinitis

La tendinitis es una lesión experimentada por los atletas y los entusiastas del estado físico, y es tratada con reposo y medicación. En algunos casos, si la tendinitis no se atiende el tendón se puede romper, lo que podría requerir cirugía, así que un plan diagnóstico y tratamiento apropiado es importante. Sabiendo qué actividades y movimientos incrementan este problema es imperativo buscar remedio para esta lesión.

Tendinitis definida

La tendinitis a menudo es conocida como codo de golfista, el codo de tenista o el hombro de nadador, obviamente dependiendo del área de inflamación. Otras áreas comunes de inflamación incluyen las muñecas y talones. Específicamente, la tendinitis se refiere a la irritación o inflamación de los tendones que unen los músculos a los huesos. Los tendones son gruesos como una cuerda y proporcionan estructura y movimiento, de forma que el dolor se siente de forma aguda en el cuerpo si hay un problema o inflamación.

Los músculos utilizados

La tendinitis a menudo es el resultado de un movimiento repetitivo, especialmente en tu programa de ejercicio. Las flexiones utilizan tu peso corporal como resistencia, e involucran muchos músculos diferentes, pero el peso de tu cuerpo se enfoca principalmente en los brazos y hombros, colocando mucha tensión en los tendones que rodean los músculos del bíceps, tríceps, hombro y antebrazo. El área del centro y la espalda baja también se estimulan durante los levantamientos, así que mantener ambas áreas fuertes ayudará a distribuir equitativamente tu peso corporal durante el movimiento de levantamiento y va a aliviar algo de la tensión experimentada por los tendones en tus brazos y hombros.

Forma apropiada

Una forma apropiada y la técnica también ayudan a combatir la tendinitis y con los levantamientos la alineación del cuerpo es la clave. Tu cuerpo debe estar en posición de plancha, con tus brazos un poco más separados que el ancho de tus hombros, y tus abdominales deben ser contraídos hacia adentro hacia el ombligo para ayudar a estabilizar y alinear tu pelvis. Baja hacia el suelo tanto como puedas, con el objetivo de tocar tu pecho con el suelo para un rango de movimiento completo. Exhala mientras levantas la parte baja de tu cuerpo a la posición inicial. Este es el levantamiento básico y se debe perfeccionar con una forma perfecta antes de moverte a variaciones más avanzadas de este movimiento.

Variaciones

Algunas variaciones del levantamiento básico puede ayudar a los principiantes o aquellos batallando con el dolor de la tendinitis a continuar, aunque el dolor es extremo, el movimiento debe cesar hasta que la lesión se haya reparado y tengas autorización de tu médico. En lugar de alinear tu cuerpo en una posición de plancha puedes quitar tu peso corporal de tus brazos manteniendo tus rodillas en el suelo con tus pies levantados en el aire mientras bajas hacia el suelo. También puedes comprar barras o manijas que tengan agarraderas para tus manos, de forma que tus muñecas no estén planas en el suelo absorbiendo todo tu peso corporal. Este dispositivo particular ayuda a los que sufren de tendinitis de muñeca y antebrazo.

Más galerías de fotos



Escrito por lindsay kent | Traducido por esther guerrero