¿Los levantamientos te dejan adolorido?

Mientras que hay cientos de combinaciones de ejercicios que compiten por preferencia en el mundo del ejercicio, unos poco seleccionados, como el levantamiento de pesas, es considerado uno de los mejores. El levantamiento de pesas mejora tu condición física para una variedad de propósitos, desde jugar al fútbol o correr. Parte de las razones por las que el levantamiento de pesas es efectivo es por la intensidad y el reto, así que sentirse incómodo después de realizar la actividad es factible. Mientras que algo de dolor puede ser relativamente inofensivo, diferentes tipos de dolor pueden indicar algún tipo de lesión, por lo que estar al pendiente de tu cuerpo es muy importante.

Potencial del dolor

El levantamiento tiene un gran potencial para causar dolor a diferencia de otros ejercicios simplemente por ser más riguroso. El levantamiento trabaja con una gran variedad de músculos incluyendo la espalda, las pantorrillas, los muslos y bíceps. Dado que hay un mayor número de músculos involucrados en el ejercicio, puedes levantar más peso en el levantamiento que en cualquier otro ejercicio. El dolor causado por levantar una gran cantidad de peso te puede hacer sentir adolorido o causarte lesiones más serias. Incluso si no estás levantado mucho peso, puedes experimentar dolor muscular, particularmente si eres nuevo en el ejercicio en general. No importa cuanta experiencia tengas, una buena técnica es crucial para prevenir lesiones. El levantamiento es un complejo movimiento que requiere que muchos músculos trabajen juntos, así que consulta a un entrenador o alguien con experiencia para asegurarte que tengas la técnica adecuada de levantamiento antes de aumentar el peso.

Dolor muscular tardío

Diferentes lesiones resultan de diferentes tipos de dolores. Aprender a diferenciarlos te ayudará a saber cuando ir con un doctor y cuando sólo debes descansar. Si estás ligeramente adolorido, entre 12 y 24 horas después de haber realizado el ejercicio, es muy probable que estés experimentando dolor muscular tardío, una reacción natural del entrenamiento que no indica lesiones. Este tipo de dolor es común si acabas de incrementar tu rutina o si empezaste recientemente después de un largo periodo de descanso. De acuerdo con un comentario hecho en mayo del 2012 en el periódico "Physical Therapy in Sport," , masajear tus músculos puede calmar un poco el dolor, sin embargo, no hay prueba científica que indique que el hielo, los estiramientos o ejercicios sencillos calmen el dolor. Si las molestias persisten consulta a un médico.

Distensiones musculares

Mientras que el dolor muscular, resultante de la intensidad de un entrenamiento y no de una lesión y el cual se calma después de unos días, puede que experimentes distensión muscular durante o después de la actividad. La distensión muscular ocurre cuando por la actividad las fibras de los músculos se sobre-estiraron o desgarraron. Un dolor menos intenso, que puede o no ser acompañado de inflamación, es a menudo el resultado de un ligera lesión o una lesión de primer grado. Un de segundo grado está marcado por inflamación, dolor más intenso y sensibilidad en el área afectada, así como dificultad para mover el músculo. Una lesión de tercer grado causará mucho dolor debido a un probable desgarre en los músculos. Inflamación, moretones y sensibilidad ocurrirán y tu movimiento será muy limitado. Si tienes una lesión de segundo o tercer grado, consulta un médico

Prevenir lesiones

La mejor estrategia para prevenir dolor o lesiones es conocer tu límites. No intentes aumentar el peso a levantar drásticamente; avanza gradualmente para evitar lesiones. Además, pide a un entrenador o a alguien más experimentado que supervise tus levantamientos. Técnicas erróneas pueden poner mucha presión en ciertos músculos mientras que privan a otros de la oportunidad de ayudar y fortalecerse. Asegúrate de realizar estiramientos antes de realizar la actividad, movimientos controlados como círculos con la cadera, sentadillas o balanceo de piernas. Unos cuantos minutos de calentamiento mejorará tu flexibilidad y te hará menos propenso a lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por mariana perez