Lesiones de los pies por fútbol

Al igual que la mayoría de los deportes que implican correr o patear, el fútbol ve una buena cantidad de lesiones en los pies. Aunque muchas de estas lesiones son el resultado de colisiones o enredos con otros jugadores, muchas de ellas son evitables. Antes de entrar en el partido, asegúrate de que calentaste apropiadamente realizando ejercicios de estiramiento adecuados, de que estás usando botines que te encajan bien y encinta tus tobillos para soporte adicional si tienes un historial de problemas en el pie y el tobillo. Termina un partido o una práctica con una serie de ejercicios de enfriamiento.

Fracturas del metatarso

La torcedura y giro del tobillo grave mientras juegas al fútbol puede causar fracturas de metatarsianos, o roturas en los huesos largos en la parte delantera del pie. Este tipo de lesión a veces también se produce cuando un jugador pisa el pie de otro jugador mientras corre. El dolor y la hinchazón son inmediatos y el pie puede aparecer deformado, pero puede que no veas aparecer moretones durante un máximo de 24 horas. Se necesita una radiografía para diagnosticar este tipo de fractura y determinar su gravedad. El tratamiento consiste en la inmovilización de la pierna con un yeso de bota por entre 3 a 8 semanas, dependiendo de la gravedad de la fractura. Algunas lesiones pueden requerir cirugía.

Enfermedad de Sever

Los muchachos adolescentes que juegan al basketball, fútbol o participan en gimnasia son propensos a la Enfermedad de Sever, una condición que afecta a la parte posterior del talón cerca del tendón de Aquiles. Esta condición usualmente se produce por exceso de entrenamiento sin descanso suficiente. Resultado en dolor de moderado a severo en el talón, el cual usualmente se empeora al correr. Algunos jugadores de fútbol continúan entrenando, aunque pueden añadir una rutina de estiramiento específica para el talón en su régimen e insertar una almohadilla de talón en sus botines. Los casos más graves pueden requerir una radiografía para descartar otras condiciones, o una pausa de fútbol y correr con una reintroducción gradual al deporte.

Hematoma subungueal

Rematar repetidamente de los dedos contra la parte superior de tus botines de fútbol puede causar un hematoma subungueal, una condición que afecta a las uñas de los pies. Esta condición se produce cuando se acumula sangre debajo de la uña, y puede requerir que un médico perfore la uña para drenar el exceso de sangre. El Massachusetts General Hospital for Children informa que no es raro que los jugadores de fútbol que pierdan por completo dos o incluso tres uñas jugando cada temporada debido a esta condición.

Esguinces de tobillo

Un artículo de octubre de 2003 en "Podiatry Today" coloca a los esguinces de tobillo como una de las lesiones más comunes sufridas por los futbolistas. La causa de estas lesiones comúnmente son correr sobre una superficie irregular, hacer un giro brusco al correr por el campo, chocar con otro jugador o torcerse el tobillo al caer de un salto. Los esguinces menudo se hinchan y se amorotonan rápidamente; poner hielo en la articulación ayuda a aliviar este problema. Dependiendo de la gravedad de la lesión, tu médico puede requerir encintar el tobillo o usar una bota de compresión o un yeso suave por hasta tres semanas. El uso de muletas es fomentado durante los primeros días.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah wickford | Traducido por mariano abrach