Lesiones de lanzamiento de disco

El lanzamiento correcto y seguro de un disco requiere el conocimiento de una técnica de lanzamiento especial que implica girar el cuerpo varias veces y liberar un objeto en forma de plato de la mano hacia el aire. El lanzamiento del Disco involucra a todos los músculos del cuerpo, desde los pies hasta el núcleo y los músculos del hombro. Inicialmente, prepararse para lanzar un disco requiere el uso de los músculos del tren inferior para ganar impulso. Los músculos rotadores de la cadera ayudan en la fuerza de rotación del cuerpo, junto con el cuadriceps, tendones de la corva, gastrocnemio y tibial anterior. Los pectorales, la parte superior del brazo y los músculos de los hombros terminan el movimiento de lanzamiento de disco, con los ligamentos de mano y muñecas que absorben la energía de estos músculos que conducen a la liberación del disco tan vigorosamente como sea posible.

Lesiones del glenoideo labrum

El labrum glenoideo es una pieza circular de tejido de fibra unida al borde de la cavidad glenoidea, una pequeña depresión en el omóplato que permite la colocación del húmero. Con frecuencia, los ligamentos glenohumerales están tensos por lanzamientos repetitivos sobre la cabeza, como se practica en el lanzamiento de disco. Las tensiones de dichos ligamentos son superiores o inferiores, dependiendo de si la lesión ocurrió en la parte superior o inferior de la cavidad glenoidea. Los síntomas de un estirón incluyen dolor en el hombro no específico, debilidad en la zona de hombros e inestabilidad general del mismo. La aplicación de bolsas de hielo, reposo y la participación en ejercicios de fortalecimiento son recomendados para una recuperación completa de una lesión en el labrum glenoideo.

Lesión del músculo rotatorio

El manguito rotador es un grupo de cuatro músculos que constituyen el área alrededor de la lámina del hombro. Es responsable de la estabilización de las articulaciones del hombro y facilitan las acciones que implican la rotación. Los músculos del manguito rotador son vulnerables a una variedad de lesiones, como los estirones y la tendinitis. Los lanzadores de disco habituales pueden sufrir por el uso excesivo de estos ligamentos y músculos, que producen dolor cuando se emplea el hombro para liberar el disco. La tendinitis que no es tratada adecuadamente puede llegar a presentar rupturas graves que requieren reposo extenso y rehabilitación. Sin embargo, cuando se les da un tratamiento inmediato, la mayoría de las lesiones del manguito rotador se curan por sí solas.

Desgarro del labrum de la cadera

El labral es una pieza circular de cartílago que recubre la cavidad de la cadera donde se encuentra el hueso del muslo. Está destinado para apoyar y amortiguar la articulación. Los desgarros se producen con frecuencia en los atletas que ponen esfuerzo repetitivo en la articulación de la cadera o realizan movimientos de torsión durante el uso de esta articulación. Los lanzadores de disco pueden experimentar dolor en la ingle o en la cadera, rigidez y chasquidos al mover la misma. Los síntomas de desgarro del labrum pueden no aparecer inmediatamente después de la lesión, pero pueden empeorar progresivamente durante un período de tiempo. El único método para diagnosticar con precisión un desgarro en el labrum es llevando a cabo una resonancia magnética de la articulación de la cadera. El tratamiento generalmente requiere una cirugía menor.

Esguinces de tobillo

Debido a que el lanzador de disco gira varias veces antes de lanzar el disco, los esguinces de tobillo son comúnmente experimentados debido a una mala técnica y colocación del tobillo en una posición anormal. Los ligamentos que componen la articulación del tobillo se rompen o se estiran en un esguince. A veces se oye un sonido de crujido o chasquido, seguido rápidamente por la hinchazón y el dolor. Existen tres grados de esguince de tobillo, y todos pueden ser sufridos por un lanzador de disco en cualquier momento. El tratamiento de los esguinces de tobillo leves o moderados constan de descanso, hielo, compresión y elevación, comúnmente conocida como el "RICE" (siglas en inglés). Envuelve el tobillo con una venda deportiva para que pueda aliviar el dolor, también. Los esguinces más graves pueden requerir cirugía y ejercicios de rehabilitación, dependiendo de la localización y extensión de la rotura.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por franco castro