Lesiones de esgrima

La esgrima es un deporte de combate con armas que se aproxima a las armas blancas en forma de florete y espada, y armas blancas en forma de sable. Como con cualquier actividad deportiva intensa que implica una competencia directa contra un oponente, las lesiones pueden ocurrir en esgrima. Si bien se han producido lesiones de armas, el equipo de seguridad moderno ha evolucionado para minimizar el riesgo. La mayoría de las lesiones de esgrima suceden en las articulaciones de las extremidades inferiores, como resultado del trabajo de pies.

Víctimas mortales en esgrima

La muerte en la esgrima no es una ocurrencia común, pero algunas muertes han ocurrido durante su historia. Todas estas lesiones mortales comparten ciertas características en común. La mayoría de las muertes se han producido durante la esgrima de espada debido a las lesiones de hojas rotas que generan bordes dentados. Las lesiones fueron infligidas en la garganta, la cabeza o la parte superior del cuerpo a través de la caja torácica. Todas han sido de esgrimistas masculinos de élite, cuya capacidad física puede superar la capacidad de protección de los equipos de seguridad.

Equipamiento moderno de seguridad en esgrima

El equipo de esgrima moderno debe cumplir con rigurosas normas de seguridad. Las chaquetas de esgrima-FIE estándar, petos y bragas están clasificados para resistir 800N de fuerza. Un plastrón, que es una media chaqueta usada debajo de la chaqueta para proteger el pecho, en la parte superior del brazo y la axila de la mano del tirador, es obligatoria. Las chaquetas modernas de esgrima tienen un punto para atrapar espadas, una capa extra de tela en el cuello para evitar que se deslicen por la chaqueta. Las máscaras modernas de esgrima también tienen un babero acolchado y expandido para ofrecer una cobertura adicional en la garganta.

Las lesiones más comunes en esgrima

La mayoría de las lesiones de esgrima son en las rodillas y tobillos. Estas lesiones pueden ser por uso excesivo crónico o lesiones agudas que ocurren de repente. La incidencia de estas lesiones se divide casi en partes iguales entre la práctica y la competencia. Ya que la mayoría de los esgrimistas pasan mucho más tiempo practicando que compitiendo, sin embargo, la intensidad de la competencia parece aumentar la probabilidad de lesión. Una estocada de esgrima, por ejemplo, puede resultar en un impacto equivalente a siete veces el peso del cuerpo sobre el pie dominante.

Prevención de lesiones

El equipo de seguridad adecuado evitará la mayoría de las lesiones relacionadas con armas. Las lesiones de tobillo y rodilla requieren algunos pasos adicionales con el fin de evitar lesiones. Es importante aprender la técnica de trabajo de pies adecuado y practicar la forma apropiada, de modo que no haya articulaciones que se estiren más de lo necesario. El desarrollo de patrones motores adecuados en la práctica ayuda a garantizar que no se extralimite en el calor de la competencia. También es importante calentar por completo, prestando especial atención a las extremidades inferiores, especialmente antes de una competencia.

Más galerías de fotos



Escrito por frank kermes | Traducido por franco castro