Lesión por los ejercicios Kegel

Los ejercicios Kegel han sido diseñados para ayudar a las mujeres a combatir la incontinencia, a incrementar su placer sexual y a controlar sus músculos vaginales durante el trabajo de parteo. Estos ejercicios también pueden ayudar a retrasar la eyaculación durante la relación sexual. Es muy importante realizar estos ejercicios correctamente para no provocarte una lesión.

Tipos de lesiones

Si haces mal los ejercicios Kegel, puedes distender inadvertidamente los músculos de tus nalgas, tu espalda, tus muslos o los de tu abdomen. Nunca debes usar ninguno de tus músculos para hacer los ejercicios Kegel, de modo que si sientes dolor en esas zonas es un indicio de que debes revisar las técnicas apropiadas. También puedes lesionas los músculos directamente involucrados en los ejercicios Kegel: tus músculos puboxígeos, o PC (según sus siglas en inglés). Si realizas los ejercicios con demasiada frecuencia o cuando tienes la vejiga llena, podrías distender tus músculos PC y volverte vulnerable a una mayor incontinencia o a infecciones del tracto urinario.

Evitar lesiones

Para evitar lesiones provocadas por los ejercicios Kegel, es importante que aprendas a aislar los músculos que debes apretar. Estos son los músculos usados para iniciar y detener el flujo de orina, y puedes aprender a aislarlos orinando y luego intentando retener tu orina. Practica retener la orina para encontrar los músculos apropiados, pero no lo conviertas en un hábito. Si detienes con frecuencia la orina al realizar los ejercicios Kegel, puedes debilitar tus músculos PC.

Encontrar los músculos PC

Las mujeres también pueden encontrar los músculos correctos que deben apretar durante los ejercicios Kegel introduciendo un dedo en su vagina y apretando hasta sentir la presión. Los hombres pueden encontrar sus músculos PC introduciendo un dedo en su recto y apretando hasta que sienten la presión. Si no puedes encontrar los músculos correctos para apretar, es importante buscar la ayuda de alguien del campo médico para evitar lesiones al apretar los músculos incorrectos.

Cómo realizar los ejercicios Kegel

Es muy importante respirar y permanecer relajada mientras se realizan los Kegels. Comienza por contraer tus músculos PC durante cinco segundos y relajándolos durante otros cinco segundos. Repite de cuatro a cinco veces. Repite el proceso tres veces por día. Apunta a contraer y aflojar tus músculos PC durante 10 segundos de cuatro a cinco veces por sesión, repitiéndolo tres veces por día, según Mayo Clinic. Si estás embarazada, relaja tus músculos PC el doble de tiempo que los mantienes apretados.

Ayuda médica

Los ejercicios Kegel no están pensados para causar dolor, así que si experimentas algo de dolor, debes consultar a tu médico para que te brinde asistencia. Si tienes dolores de cabeza, puede significar que estás tensando los músculos del pecho y guardando el aire mientras realizas los ejercicios, dos cosas que no deberías hacer. También es importante advertir que los ejercicios Kegel no deben hacerse demasiado rápido, ya que esto podría tensar en lugar de tonificar tus músculos PC, lo que te provocaría dolor o una lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por milo dakota | Traducido por irene cudich