¿Se les administra anestesia general a los bebés cuando son circuncidados?

La circuncisión en los bebés puede ser un procedimiento complicado para el cual los padres puede que no estén preparados. Aunque no es placentero contemplar a tu recién nacido soportando un procedimiento médico incómodo, los médicos tienen una experiencia enorme haciendo circuncisiones de recién nacidos. Antes de que tu bebé sea circuncidado, puede ayudarte saber acerca del procedimiento, incluyendo los métodos más comunes para el control del dolor.

Información general

La circuncisión involucra remover quirúrgicamente el prepucio de la punta del pene del recién nacido. Generalmente, es un médico quien hace la circuncisión al bebé durante el primero o segundo día después del nacimiento. Las complicaciones más comunes son el sangrado y la infección, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics.

Recomendaciones de la AAP

Ya que los beneficios de la circuncisión sobrepasan sus riesgos (pero los beneficios no son tan significantes como para que sea un procedimiento de rutina para todos los recién nacidos) la AAP cree que todos los padres deben tener la opción de la circuncisión. Los padres tienen la opción de proceder con la circuncisión basándose en sus valores religiosos, culturales y éticos. Debido al dolor y la incomodidad implicados en este procedimiento, la AAP recomienda un manejo apropiado del dolor durante la circuncisión.

Procedimiento

Aproximadamente dos horas antes del procedimiento, la American Society for Pain Management Nursing recomienda darle a los bebés acetaminofén para prevenir el dolor. Durante el procedimiento, el bebé permanece despierto. Es desvestido de la cintura para abajo y se coloca en una camilla con amarres para impedir que se mueva. Los médicos aplican una anestesia tópica antes del procedimiento para que se adormezca la zona.

Manejo del dolor

Una técnica común para calmar a un recién nacido implica el uso de agua azucarada, de acuerdo con el Ohio State University Medical Center. Al administrarle esta mezcla o sacarosa antes y durante la circuncisión, a menudo hace que el bebé se calme y que esté más cómodo durante este procedimiento doloroso. Usualmente, los profesionales remojan un chupete en la mezcla de sacarosa y se lo dan al bebé para que lo succione. Después de la anestesia tópica hace efecto. el médico también puede inyectarle un anestésico para adormecer el pene antes del procedimiento, dice la Oregon Health & Science University. Después de la circuncisión, calmarlo, alimentarlo y continuar administrándole acetaminofén por 24 horas deberá ayudar a que se recupere rápidamente.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez