Lenguaje cognitivo y desarrollo social en los niños

Desde su nacimiento, los niños aprenden habilidades que les permiten participar y explorar su entorno. Cada fase del desarrollo cognitivo, del lenguaje y del desarrollo social ayuda a establecer las bases para el aprendizaje temprano. Los niños pequeños se basan en las habilidades aprendidas en la infancia, avanzando desde el balbuceo hasta la base de un vocabulario sólido, por ejemplo. La secuencia en la adquisición de habilidades es un factor importante para el desarrollo saludable.

Definiciones

El desarrollo cognitivo hace referencia a las habilidades que involucran el pensamiento, el aprendizaje y la memoria, de acuerdo con el University of Michigan Health System. El niño aprende a través del juego y la interacción. El desarrollo del lenguaje incluye la comunicación verbal y la no verbal. Los niños adquieren habilidades lingüísticas a través de un intercambio de sonidos y gestos, y por medio de la música y los libros. Las habilidades sociales incluyen la comunicación de los sentimientos y emociones de tu hijo a través de las expresiones faciales y el llanto; y se amplían para incluir poder compartir, esperar turnos y resolver conflictos a través del lenguaje.

Importancia

El desarrollo adecuado ayuda a los niños a alcanzar su máximo potencial, según los Centers for Disease Control and Prevention. Los hitos en las medidas cognitivas, de lenguaje y del desarrollo social ayudan a los padres y pediatras a identificar posibles retrasos. A pesar de que las fluctuaciones en la tasa de desarrollo en los niños son normales, consulta con tu pediatra acerca de problemas de desarrollo, ya que él te puede recomendar actividades específicas para las necesidades de desarrollo de tu hijo o referirte al programa de intervención especializada adecuado.

Desarrollo cognitivo

Los bebés aprenden a reconocer las voces y caras conocidas, a enfocar y seguir objetos y gente en movimiento, a distinguir entre objetos animados e inanimados, a imitar gestos, a disfrutar de libros ilustrados y a responder a instrucciones simples, de acuerdo con "The Whole Child", un programa de desarrollo infantil de PBS. Los niños pequeños aprenden cómo imitar las acciones y el lenguaje, a hacer comparaciones entre objetos, a entender y responder de manera adecuada al lenguaje y a identificar objetos familiares en los libros de cuentos, según "The Whole Child". Otras capacidades incluyen imitar acciones de los adultos a través del juego dramático, identificar objetos en imágenes y responder a instrucciones simples. Los preescolares ordenan los elementos por color, tamaño o forma, preguntan "cómo" y "por qué", tienen una capacidad de atención de cinco a 15 minutos y tienen conciencia del pasado y del presente. Más tarde, los preescolares identifican los colores por su nombre, cuentan hasta cinco, juegan con las palabras y la rima, y dibujan y describen imágenes, de acuerdo con "The Whole Child".

Desarrollo del lenguaje

Al final del primer año, los bebés entienden la palabra "No". También pueden balbucear y tratar de repetir los sonidos, según el National Institute on Deafness and Other Communication Disorders. Los niños pequeños disfrutan de la hora del cuento, señalan partes del cuerpo, como la nariz, los ojos y los oídos; reconocen palabras como "comer" y "dormir"; tienen un vocabulario de 40 palabras; hacen sonidos de animales; entienden palabras como "tú", "yo", "ella", "feliz" y "loco"; en respuesta a preguntas simples usan frases de dos o tres palabras y comienzan a usar plurales, agrega el NIDCD. Los preescolares disfrutan de poemas e historias absurdas, expresan ideas y sentimientos verbalmente, repiten oraciones y utilizan la mayoría de los sonidos del habla. A los cinco años, los niños reconocen más de 2.000 palabras, participan en la conversación, hablan con frases más complejas y cuentan historias imaginativas, según el NIDCD.

Desarrollo social

Los bebés se desarrollan socialmente cuando son apoyados por los cuidadores, así como por medio de interacciones frecuentes breves, al observar sus propios movimientos, jugando peek-a-boo (esconder y mostrar el rostro), riéndose, expresando emociones e imitando, según "The Whole Child". Los niños pequeños imitan el comportamiento adulto, juegan de forma independiente, disfrutan bailar en grupos, expresan afecto por sus cuidadores y tratan de dirigir a otros. Los preescolares aprenden a compartir con ayuda, a crear juegos, disfrutan de juegos dramáticos, desarrollan amistades y comienzan a entender los conceptos de equidad y conducta social adecuada, de acuerdo con "The Whole Child".

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por tere colín