Legumbres y alergias

Casi el 90% de todas las alergias alimentarias son reacciones a los frutos secos, productos lácteos, soja, trigo, pescado o crustáceos, de acuerdo con Cleveland Clinic. Las legumbres abarcan todas las alergias a la soja y al cacahuete, otras legumbres incluyen los frijoles, las lentejas y los productos de regaliz. Estas alergias son particularmente difíciles de tratar debido a que muchos alimentos contienen aceite de soja o cacahuete o fueron fabricados en un equipo que también procesa ese tipo de productos. Manejar una alergia a las leguminosa requiere leer muchas etiquetas y monitorear tu dieta cuidadosamente.

Alergias a los alimentos

Las alergias alimentarias se producen cuando el sistema inmunológico del cuerpo interpreta un alimento en particular como un enemigo y trata de luchar contra tal. Como una reacción al alérgeno, tu sistema inmunológico produce anticuerpos que se adhieren a tipos específicos de células, los basófilos, que se encuentra en la sangre, y los mastocitos, que se encuentra en la piel, aparato digestivo, las orejas, la nariz y la garganta. Los anticuerpos hacen que estas células produzcan ciertos químicos, los cuales causan los síntomas alérgicos. Los síntomas se producen al comer y digerir los alimentos, en los lugares en que la comida entra en contacto con tu cuerpo. Las reacciones generalmente comienzan en la boca y se mueven hacia el estómago conforme la comida se digiere, y luego al torrente sanguíneo y piel conforme el alimento digerido, es llevado a través de tu cuerpo.

Conceptos erróneos

A veces, alergias a los alimentos se confunden con intolerancia a los alimentos. Los síntomas suelen ser los mismos, la diferencia es cómo se desencadenan los síntomas. Si el sistema inmune desencadena el ataque, tienes una alergia alimentaria. Si el sistema inmunitario no está involucrado, tienes una intolerancia a los alimentos. La intolerancia alimentaria es mucho más común que la alergia a los alimentos, según National Institute of Allergy and Infectious Disease, sólo el 4% de los adultos y del 6 al 8% de los niños tienen alergias a los alimentos. Tu médico puede determinar cuál es tu condición.

Alergia a los cacahuetes

Las alergias a los cacahuetes son de las más graves alergias alimentarias, con complicaciones que pueden llevar a la muerte. Las personas que son alérgicas a los cacahuetes experimentan una reacción a los pocos minutos de comer, tocar o respirar aire contaminado con productos de cacahuete. Los síntomas comunes incluyen urticaria, hormigueo en la garganta, calambres estomacales y anafilaxia, una condición grave que causa sibilancias, sensación de desmayo y presión arterial baja. Los ataques leves se pueden tratar con pastillas antihistamínicas de venta libre. Los ataques severos necesitan una inyección de epinefrina.

Alergias a la soja

Las alergias a la soja son difíciles de combatir porque los frijoles de soja se utilizan como rellenadores de productos en muchos alimentos procesados. Desde cereal seco hasta fórmulas infantiles y también carnes frías, encontrarás soja en muchos alimentos que no imaginarías. Las reacciones de alergias a la soja son generalmente menos severas que las alergias al cacahuete; incluso la anafilaxia es rara. Las reacciones típicas incluyen urticaria, sibilancias, mareos e hinchazón de la lengua y la garganta. Estos síntomas por lo general aparecen a los pocos minutos de comer un producto a base de soja y se pueden manejar con antihistamínicos de venta libre.

Alimentos que contienen legumbres

Suena bastante simple evitar los cacahuetes, soja u otras legumbres, lo que no es tan simple es evitar los alimentos elaborados con estos aceites. Leer completamente las etiquetas de los alimentos es la única manera de evitar los alérgenos. Los cacahuetes se encuentran a menudo en las galletas, dulces y alimentos típicos de origen africano, chino o tailandés. Si tus reacciones alérgicas son graves, es una buena idea para evitar estos alimentos en restaurantes o en fiestas. También debes evitar alimentos con ingredientes como la planta hidrolizada o la proteína vegetal. El aceite de soja se encuentra en muchos platos asiáticos, el caldo de verduras y el tofu. La soja se refiere a menudo como proteína vegetal, proteína de plantas, goma vegetal y almidón de verduras; evita todos los artículos de la tienda de comestibles que contengan estos ingredientes en la etiqueta. Tú puedes evitar muchos de los productos a base de leguminosas al consumir carne y verduras frescas y evitar los alimentos enlatados o procesados.

Más galerías de fotos



Escrito por jenni wiltz | Traducido por mayra cabrera