Cómo leer los signos de un recién nacido

Un recién nacido no puede hablar contigo para decirte qué necesita, pero tiene otras maneras efectivas de comunicarse que no implican palabras. Incluso antes de que tu bebé comience a llorar, te dará indicios y pistas sobre lo que le sucede. Si prestas atención a sus señales, puedes evitar algunos llantos y ayudar a tu bebé a estar cómodo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Nota el estado de alerta tranquilo cuando lo ves en el recién nacido. Este es el estado de tu bebé cuando no tiene hambre ni está cansado o tratando de hacerte saber que necesita algo. En este estado, el bebé tendrá los ojos abiertos, no estará quejándose o moviéndose, podría mantener el contacto visual y va a respirar de manera uniforme y regular.

  2. Observa el proceso a medida que tu bebé sale del estado tranquilo. Simplemente puede conciliar el sueño o podría pasar a un estado de mayor tensión. Sabrás que esto ocurre porque el bebé calmo y tranquilo comenzará a mover sus brazos y piernas en un patrón desigual y nervioso, según HealthyChildren.org, un sitio web de la American Academy of Pediatrics. Puede que no se queje al principio, pero luego de un rato, puede alarmarse y es probable que llore. Podría dejar de tener contacto visual contigo, también. A medida que esto progresa, el recién nacido se sentirá más molesto y el llanto se intensificará.

  3. Responde al estado de llanto tratando de calmar a tu bebé inquieto. Puede estar incómodo, hambriento, cansado o estimulado. Si tiene hambre, podría chuparse los dedos y buscar con la boca. Si cambiar el pañal de tu bebé y darle de comer no detiene el llanto, lo más probable es que necesites ayudarlo a relajarse y prepararlo para dormir. Envolverlo y mecerlo o rebotar suavemente puede ayudar a tu recién nacido a calmarse y quedarse dormido.

  4. Reconoce posibles problemas que causan dolor en el recién nacido, de acuerdo con la Palo Alto Medical Foundation. Por ejemplo, podrías notar recogiendo sus piernas, tensando su cuerpo y haciendo pasar el gas, si es esto lo que le está molestando. El reflujo ácido también puede causar dolor en el recién nacido que provoca llanto significativo. Si sientes que tu hijo pasa una cantidad excesiva de tiempo llorando, consulta a tu médico para determinar si un problema de salud lo está afectando.

  5. Observa y espera unos momentos si tu recién nacido hace sonidos de lloriqueo o llanto leve durante el sueño. Podría estar activamente despierto o simplemente hacer ruido mientras duerme, aconseja la educadora Elizabeth Pantley, de Midwifery Today. Un bebé puede parecer despierto cuando en realidad todavía está dormido. Si los ruidos pasan a un llanto activo, probablemente tenga hambre.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por mar bradshaw